George W. Bush
El presidente de los Estados Unidos, George Bush posa para los medios durante una reunión en la Casa Blanca. (Chip Somodevilla / EFE). Chip Somodevilla / EFE
El Senado de Estados Unidos ha decidido este martes aprobar un proyecto de ley para ampliar los poderes de espionaje a favor del Gobierno de George W. Bush después de otorgar protección legal a las compañías telefónicas que cooperaron en un programa de accesos a comunicaciones confidenciales sin garantía legal iniciado por el presidente.

Según informa The New York Times, el Senado rechazó una serie de enmiendas que habrían restringido los poderes de vigilancia del gobierno y habría eliminado su inmunidad en relación a la escucha de líneas telefónicas.

El total, se recibieron 69 a favor por 29 en contra que pusieron fin a un tenso debate originado desde hace algo más de un año.

A partir de ahora, el presidente estadounidense no sólo podrá desarrollar programas de escucha telefónica sin necesidad de alguna orden judicial, sino también tendrá la opción de preparar otros programas similares de espionaje en casos de 'tiempos de guerra' como la opción de realizar detenciones secretas.