Pedro Sánchez defendía hace cinco meses, antes de ser presidente, el delito de "rebelión"

Pedro Sánchez, en Antena 3
Pedro Sánchez, en Antena 3
ARCHIVO

Los líderes del procés no serán finalmente acusados por la Abogacía del Estado del delito de rebelión, tal y como ha confirmado el Gobierno en la víspera de la presentación del escrito de calificaciones provisionales de este organismo.

La Abogacía depende orgánicamente del Ministerio de Justicia y defiende los intereses del Estado. Por eso Ciudadanos y PP recordaron hace una semana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en una entrevista concedida en mayo a Antena 3 —semanas antes de la moción de censura que le llevó a la presidencia del Ejecutivo— sí defendía la acusación de rebelión para los líderes del procés independentista.

"Si no hay altercados públicos, eso no significa que no pueda haber un delito de rebelión, como sí que se produjo", dijo entonces Sánchez. "¿Lo entiende usted como un delito de rebelión?", le preguntó la periodista Susanna Griso. "Yo creo que lógicamente lo es", zanjó el presidente.

"En mayo, Sánchez veía rebelión en el golpe de los separatistas contra nuestra democracia. Ahora que se ha aliado con ellos, defiende lo contrario. Con ustedes, el sanchismo", dijo entonces Albert Rivera, líder de Ciudadanos. "¿Es el cambio de opinión del Gobierno el precio que vamos a pagar los españoles por el apoyo de los independentistas al presupuesto?", añadió Teodoro García Egea, secretario general del PP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento