La red municipal de aparcamientos subterráneos para residentes de Bilbao hace aguas. Quince de los 45 parkings de la ciudad presentan humedades y grietas y en seis de ellos la comunidad de propietarios ha llevado a los tribunales a las constructoras y al Ayuntamiento para que subsanen las deficiencias en su estructura. Son, fundamentalmente, humedades, filtraciones y grietas, entre otros deterioros.

Los seis parkings fueron construidos en las décadas de los ochenta y noventa, por lo que están entre los más antiguos. Son los de Iturriaga y Casa Grúa en Santutxu; Sagarminaga (Bolueta); Lehendakari Aguirre (San Ignacio); Pablo Zamarripa (Begoña); y Plaza del Funicular (Castaños).

Y en los nueve restantes, en este caso casi todos son de nueva construcción , los dueños se han limitado a pedir al Ayuntamiento que se haga cargo de los daños. Sin embargo, aunque el Consistorio ha reconocido la situación, no ha anunciado medidas para resolver el problema.

Se trata de los parkings de plaza Zumarraga (Solokoetxe); Peñascal (Rekalde); Polvorín (Begoña); Ciudad Jardín (Uribarri); Doctor Areiltza (Indautxu); y Alhóndiga (Abando).

En total, estos aparcamientos suman 6.000 plazas de garaje para residentes, la tercera parte de las que cuenta la ciudad en estos momentos. La venta de estas parcelas se lleva a cabo en régimen de concesión. Los propietarios adquieren las parcelas por un total de 40 ó 50 años. Después, el Ayuntamiento se vuelve a hacer cargo de las mimas.

Además, en los parkings afectados también hay 1.125 plazas destinadas a rotación, para cualquier conductor.

Son los más caros, y no se venden

Los aparcamientos para residentes de Bilbao son los más caros entre las ciudades de su entorno. Según el PP, cada bilbaíno que compra una plaza deberá pagar al año, por término medio, 429 euros. Es el doble que en Logroño y Pamplona, un 16% más que en Donostia y una tercera parte más que en Vitoria. Por eso, dice el PP, faltan por venderse un 38% de las plazas, aunque el Ayuntamiento sostiene que son un 8%. Los populares piden que se eliminen las concesiones por años.