Pleno de la Diputación de Teruel (DPT)
Pleno de la Diputación de Teruel (DPT) DPT

La última de ellas ha sido el fenómeno de gota fría que afectó a la provincia de Teruel hace diez días y que ha propiciado, tal y como han asegurado el presidente de la institución provincial y el vicepresidente primero, Ramón Millán y Joaquín Juste, respectivamente, que un total de 75 municipios hayan presentado sus solicitudes para reclamar ayudas para el arreglo de caminos rurales, a las que hay que añadir otras 10 que deben ser incluidas y valorada su adecuación a las bases del Plan de Emergencias porque suponen afecciones a infraestructuras municipales.

Así lo han dado a conocer este miércoles minutos antes de celebrar la sesión plenaria ordinaria del mes de octubre, en la que se han debatido una propuesta del grupo provincial de Ganar en la que se solicita una partida presupuestaria acorde en 2019 para poder llegar a atender los 236 municipios en la legislatura actual, una previsión lo más precisa posible para poder realizar un seguimiento adecuado de los trabajos y la búsqueda de métodos para multiplicar la capacidad de acción.

Un texto que ha contado con el apoyo de los dos grupos que sustentan al equipo de Gobierno porque "se trata de una política de actuación que ya estamos materializando durante todo este tiempo", ya que "está previsto llegar a todos los municipios, informamos y planificamos de manera transparente en todas las comisiones y seguimos trabajando para optimizar recursos y añadir más medios materiales", han subrayado ambos.

También se ha registrado durante este miércoles una propuesta de urgencia por parte del grupo Socialista, en la que reclaman, entre otros aspectos, un plan de actuación integral que conlleve la planificación mensual detallada y un estudio pormenorizado para tener presente si los equipos existentes son suficientes para desarrollar dicho plan.

Con relación al plan de actuación que va a desarrollar la institución a partir de este momento y según ha explicado Millán, tras el plazo dado por la Diputación Provincial de Teruel para la entrega de la documentación requerida, consistente en la presentación de una memoria elaborada por un técnico municipal y de un presupuesto de actuación, así como fotografías de los daños, ahora se va a poner en contacto con la Subdelegación del Gobierno en Teruel para transmitirles toda la información.

EVALUAR CADA CASO

"Hemos ejercido como canalizadores de las solicitudes pero ahora es el momento de que ellos evalúen cada uno de los casos, nos indiquen qué conceptos y arreglos deben ser asumidos por el Gobierno central y por la Confederación Hidrográfica del Júcar, y después cada uno aportemos nuestro granito de arena para poner solución a los cuantiosos daños que se han producido en los pueblos".

Por parte de la entidad presidida por Millán, el máximo responsable ha especificado también el proceso que va a seguir a partir de ahora la DPT. Según sus palabras, "en primer lugar estudiaremos la gravedad de cada uno de los municipios y, en función de ello y de la incidencia que tenga en el día a día de los habitantes, actuaremos de manera ordenada".

En ese sentido, el número dos de la DPT y responsable de caminos rurales, ha vuelto a incidir en que la Diputación "va a ayudar, como siempre ha hecho, a los diferentes municipios para la resolución de estas afecciones".

Precisamente por ello, ha precisado que se dispone de una partida de 440.000 euros procedentes de una modificación presupuestaria aprobada en el pleno extraordinario de la pasada semana y también de fondos que se pueden habilitar del presupuesto ordinario de la Delegación de Caminos Rurales.

"Donde no llegue el crédito extraordinario habilitado lo haremos con los medios propios de la Institución, que ya estamos planificando para actuar en aquellas afecciones que pueden ser resueltas de manera más ágil por parte de los equipos con los que cuenta actualmente la Diputación", ha agregado Juste.

PLAN DE EMERGENCIAS

Además de las afecciones en caminos rurales, también se han recibido hasta 10 solicitudes que son susceptibles de ser valoradas para su inclusión en el Plan de Emergencias. Éste se trata de una iniciativa que tiene como objeto cofinanciar actuaciones de reparación o sustitución de infraestructuras municipales ocasionadas directamente por desastres naturales, siendo provocados por sucesos extraordinarios imprevisibles o aún siendo previsibles, que sean inevitables. Estas ayudas son compatibles con financiación procedente de otros planes y de otras administraciones o entidades.

El criterio en su concesión es estrictamente técnico, siguiendo los criterios de las bases reguladoras de la convocatoria que son analizadas por una Comisión de Valoración formada por dos miembros de la Comisión de Cooperación con representación de todos

los grupos políticos.

Según lo que se ha podido conocer por parte de los diferentes municipios, Millán ha resaltado que "las principales afecciones se produjeron en aquellas comarcas limítrofes con la Comunidad Valenciana, que fue el territorio que sufrió la mayor virulencia de la gota fría que vivió nuestro país".

Juste, por su parte, ha recalcado que la Diputación Provincial de Teruel "va a estar como siempre a la altura de las circunstancias" y para ello "ponemos en marcha todos los medios técnicos y presupuestarios disponibles tanto para el arreglo de caminos como de infraestructuras municipales fundamentales".

Pero también ha reclamado que tanto el Gobierno de España como el de Aragón "hagan lo propio" y "muestren la sensibilidad que la institución provincial está evidenciando no solo atendiendo estas solicitudes sino poniendo partidas económicas de manera rápida para poder resolver los problemas que se han ocasionado en el territorio".

Consulta aquí más noticias de Teruel.