Aguantando la recesión
El sector de las nuevas tecnologías de la información es el que menos ha acusado la pérdida de facturación. JOSÉ GARCÍA JOSÉ GARCÍA

A la recesión económica, y sus efectos en el mercado local, ya no sólo pueden sobreponérsele análisis. También cifras absolutamente contundentes.

El 90% de los encuestados une a la coyuntura internacional factores de índole netamente local

Medir el alcance que la crisis del consumo ha tenido para el pequeño y mediano comercio de Cádiz era uno de los objetivos del pequeño estudio de mercado que la Asociación de Comerciantes de La Laguna-Paseo Marítimo ha realizado con el respaldo técnico y desinteresado del gabinete de Ramón Piñeiro, especialista en psicología industrial que ha prestado numerosos servicios como gestor de calidad y de recursos humanos para las confederaciones de empresarios de Cádiz y Sevilla.

A tenor de esta investigación de campo, las ventas, o lo que es lo mismo, la demanda en el pequeño y mediano comercio de Cádiz, cayó en el último semestre de 2007 (tiempo de realización del sondeo) un 18 por ciento, respecto al balance de resultados de 2006.

El sondeo se realizó sobre doscientos establecimientos comerciales de todo el municipio de Cádiz y ha sido pormenorizado según los distintos ramos que componen el sector minorista en la ciudad.

Así, los artículos que más han acusado la recesión económica han sido, quizá con cierta lógica, los que se consideran más superfluos en la vida actual: moda, regalos, complementos... En este gremio las pérdidas en las ventas alcanzaron el 30 por ciento, el porcentaje más alto.

Menos tapeo

Otros hábitos muy propios de los gaditanos pero quizá también más fácilmente prescindibles se han visto de igual manera notablemente afectados. Así, los servicios de hostelería se sitúan aproximadamente en la media del porcentaje de pérdida global, con una caída en la demanda de entre el quince y el veinte por ciento.

Por contra, artículos imprescindibles para funcionar en la vida moderna son los que mejor han resistido. Ello se refiere fundamentalmente a las nuevas tecnologías de la información.

De esta manera, el comercio minorista del sector de la informática arrojó un porcentaje de pérdidas en las ventas en el periodo analizado de no más del doce por ciento.

La mejor parada, como viene apreciándose desde hace ya bastante tiempo, sigue siendo la telefonía móvil. En este sector comercial el enfriamiento de la demanda se mostró mínimo, de entre el cinco y seis por ciento.

El 90 por ciento de los sondeados achacó estos resultados a la crisis internacional, la pérdida y envejecimiento de la población y a la proliferación de grandes superficies en la Bahía.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ.