El envío de mensajes de texto es uno de  los servicios más populares entre los usuarios de teléfonos móviles. Estamos ya tan acostumbrados a utilizar el SMS para
la comunicación personal que no tenemos miedo de recurrir a esta vía de comunicación para realizar otras tareas, como la descarga de contenidos (fondos de pantalla o melodías para el móvil) o la participación en concursos de todo tipo.

El SMS se ha convertido en un gran negocio, no siempre justo para el consumidor, que en ocasiones ve cómo lo que creía era la compra de un servicio puntual se convierte en una suscripción a precios abusivos, según una denuncia de Facua. la asociación de consumidores consideraba abusivo el cobro de hasta 4,75 euros por una melodía de móvil, y el Gobierno no ha tardado en reaccionar. Anuncia una regulación que obligará a diferenciar los servicios de suscripción (con números de seis cifras) del resto (con cinco).