reCAPTCHA
reCAPTCHA sirve para determinar si un usuario es real o no. GOOGLE

En un intento por detectar a los robots que pululan por la red, los bots, Google ha cambiado las habilidades de reCATPCHA. La que ya es la tercera versión se basará en un sistema de puntuaciones centrado en la actividad de los usuarios dentro de las páginas web. Lo que se consigue con ello es navegar por Internet sin interrupciones.

Según ha explicado Google en el blog de webmasters, la nueva API de reCATPCHA ofrecerá a los desarrolladores de webs una puntuación sobre cómo de sospechosa es la interacción de un usuario en su página. Este nuevo sistema queda en segundo plano y no interrumpe la navegación.

La primera requería que leyeramos un texto poco claro y lo escribieramos en un recuadro. La reCAPTCHA v2 introdujo otras señales para determinar si un usuario es real o no, como identificar con un click la inclusión de algún elemento en diversas fotografías.

El nuevo sistema de puntos elimina todos esos 'retos' que las versiones anteriores de reCATPCHA nos pedían. Esta tercera versión introduce un análisis de riesgos.

Google aconseja su introducción en distintas páginas web para poder trazar un patrón de comportamiento con el que indentificar interacciones sospechosas. De esta forma, se podrá identificar las páginas que están siendo objetivo del tráfico automatizado.

El creador de reCAPTCHA fue el guatemalteco Luis von Ahn. Era parte de un proyecto de investigación de la Universidad Carnegie Mellon. Google le compró reCAPTCHA en 2009. Ésta que llega es su tercera versión.