El PP dice que "a día de hoy" no hay delito en las conversaciones entre Cospedal y Villarejo

  • Sánchez, a Casado: "¿Qué favores debe a algún diputado o diputada para no luchar contra la corrupción?".
  • Casado calla porque no a va ser "comentarista" de los audios del excomisario.
Cospedal y Casado
Cospedal y Casado
PP - Archivo

El PP ha insistido este miércoles en que, "a día de hoy", no puede apreciarse delito en la conversaciones entre su exsecretaria general y hoy diputada, María Dolores de Cospedal, y el comisario José Manuel Villarejo, que se han conocido a través de unos audios que, según este partido, "están tapando" el caso que considera verdaderamente "grave e importante", el que afectaba a la ministra de Justicia, Dolores Delgado.

El presidente del PP, Pablo Casado, mantiene el silencio sobre Cospedal,  exsecretaria general y su principal valedora en la segunda vuelta del congreso que le dio el liderazgo del partido, y este miércoles ha vuelto a delegar en otros dirigentes del partido las explicaciones sobre la situación de la hoy diputada en una jornada en el que los audios de Villarejo, esta vez contra la exnúmero dos del PP, han monopolizado la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Allí, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arrojado esta cuestión en su intercambio con Casado, al que ha pedido que "rompa con el pasado más turbio del PP". Sin nombrar a Cospedal, Sánchez ha preguntado a Casado "qué favores debe a algún diputado o diputada del grupo parlanentario para no luchar contra la corrupción y abrir la regeneración en el PP".

En el PP siguen defendiendo a su exsecretaria general, aunque con mucho menos ímpetu que este martes mostró la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, una de las dirigentes populares más cercanas a Cospedal, cuando dijo que "tiene todo nuestro apoyo".

El silencio de Casado sobre Cospedal contrasta con la disposición que ha mostrado desde que preside el PP a hacer declaraciones y explicar cualquier asunto, incluso los complicados, como los relacionados con su másterde la Universidad Rey Juan Carlos.

Sin embargo, el líder popular ha llegado y se ha marchado este miércoles del Congreso sin hacer declaraciones. En el PP explican que Casado quiere "marcar su agenda" y que no va a convertirse en "comentarista"de las conversaciones grabadas por Villarejo.

De hecho, las ramificaciones de los audios del comisario en las gestiones que hicieron Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro, podrían frenar el destino al que se veía abocada la exsecretaria general, encabezar la lista del PP en las elecciones al Parlamento Europeo del año que viene. En el partido, este miércoles, se limitaban a indicar que esta hipótesis nunca fue una idea firme.

Según han indicaron hoy dirigentes populares, los audios presentan a una "[entonces] secretaria general que desconoce un caso y que está preguntado". No obstante, en el PP no ha preguntado a Cospedal si llegó a encargar a Villarejo algún trabajo, "trabajo puntual", según lo ha llamado este miércoles un dirigente, y si le pagó por ello.

"Cospedal no ha mentido y a día de hoy no ha cometido ningún delito", insisten en el PP.

Gravedad de los casos Delgado y Cospedal

Aunque ausenten físicamente, Cospedal ha estado muy presente en la sesión de control de este miércoles en el Congreso, porque mientras que el PP insiste en que es más grave la conversación que salió a la luz con Delgado, desde las filas del PSOE se defiende justo lo contrario.

"Lo de Cospedal es más grave", "no tienen nada que ver unos audios y otros", ha asegurado desde este partido, que mantiene el equilibrio entre no querer entrar al ataque por unas conversaciones grabadas por alguien, Villarejo, al que hace semanas restaron toda credibilidad y que tanto daño hizo al Gobierno a través de la ministra de Justicia y querer poner el foco en las dificultades que ahora el excomisario está provocando en el PP.

Sánchez se ha referido a ello en su enfrentamiento con Casado dentro del hemiciclo y la vicepresidenta, Carmen Calvo, también se lo ha reprochado en su cara a cara con la portavoz popular, Dolors Monsterrat. No obstante, de momento, el PSOE no pedirá explicaciones a Cospedal como el PP hizo con Delgado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento