El 87% de las gallegas se sienten halagadas y el 85% queridas cuando reciben un piropo, cuando éste se emplea de forma simpática. Ésa es una de las conclusiones de un estudio realizado a pie de calle en Galicia por Ausonia, en el que contabilizaron a 350.000 gallegas que esperan recibir una palabra de halago de la persona querida en San Valentín. Pero en cuestión de palabras, la amistad gana puestos en Galicia, ya que es la comunidad donde más ilusión hacen los piropos de los amigos.