Presentación parador
El alcalde de Lleida, Àngel Ros, junto al ministro de Cultura, Joan Clos, y la secretaria general de Turismo, Amparo Fernández. S.C/20MINUTOS

Las obras de construcción que permitirán convertir el antiguo convento del Roser de Lleida en un parador de Turismo empezarán a finales de éste 2008 con el objetivo que esté acabado en un plazo máximo de dos años. Así lo ha anunciado este martes el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, en la visita que ha hecho a la capital del Segrià para presentar el proyecto.

Una inversión de 17 millones de euros

El futuro Parador dispondrá de 53 habitaciones y estará equipado con un aparcamiento subterráneo de 46 plazas. La restauración del edificio que se convertirá en Parador supondrá una inversión de 17 millones de euros, en los que se añaden 1,6 millones de euros más para la construcción del aparcamiento y 555.000 euros para actuaciones de urbanización complementaria.

El futuro Parador ocupará un solar de 2.404 metros cuadrados

El ministro de Industria, Comercio y Turismo ha explicado que este proyecto permitirá desestacionalitzar y diversificar la oferta turística y al mismo tiempo generar nuevos puestos de trabajo en la ciudad de Lleida.

El futuro Parador ocupará un solar de 2.404 metros cuadrados y cuando acaben los trabajos, el edificio dispondrá de una superficie útil de 6.044 metros cuadrados. El área de urbanización del espacio público del entorno inmediato será de 1.163 metros cuadrados.

Las tres plantas de los antiguos dormitorios del convento se adaptarán al uso de habitaciones: 17 en la primera planta, 18 en la segunda (todas de dos plazas) y otros 18 en la tercera (17 de dos plazas y una suite). La capacidad total de clientes, en régimen de ocupación normal, será de 106. La iglesia por sus dimensiones y la singularidad, se destinará a locales de reunión y comedor.

Los orígenes del emblemático edificio El Roser, antiguamente convento de Sant Domènec, fue originariamente sede del Convento de Predicadores de la orden de los Dominicos y su construcción se inició en 1699. El edificio se construyó en sustitución del antiguo convento situado en los pies de la Seu Vella, que fechaba de 1215 y que fue destruido a 1624.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LLEIDA.