El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha reivindicado este lunes la función económica y social de las empresas, cuya misión principal debe ser "satisfacer al cliente" y después a todos los actores de la cadena productiva.

"Las empresas no nacemos para maximizar beneficios", ha dicho Roig. "Si quisiéramos maximizar beneficios nos tendríamos que dedicar a la droga, que es donde más dinero se gana".

Roig se ha pronunciado en estos términos durante su ponencia El orgullo de ser Empresario, en el marco del XXI Congreso de Empresa Familiar que se celebra en el Palacio de Congresos de València y que ha congregado a más de 700 empresarios en la jornada de este lunes que, además, ha contado con la participación de Felipe VI y la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Al principio de su intervención, cuando explicaba los puntos que iba a tratar su ponencia, ha señalado, con ironía, "Hablaremos de empresarios y empresarias, que si no luego te meten en la cárcel" y ha proseguido: "Todas las empresas y 'empresos' surgimos de un sueño que cada uno tuvimos que es la satisfacción de una necesidad de los clientes".

Durante su discurso, el empresario valenciano ha lamentado que, a veces, las aportaciones que realizan las empresas y sus trabajadores en favor de toda la sociedad "se desconocen, se ignoran o no se valoran". Por este motivo, considera que es "muy importante y merece la pena" que los empresarios salgan a dar a conocer la labor que realizan.

"Salir del armario"

A su juicio, la "mala imagen" que se ha asentado en la sociedad sobre la figura del empresario se debe a dos razones: la primera es que "algunos han sido malos empresarios" y la segunda radica en que no han sabido contar lo que hacen. "No salimos. Tenemos que salir del armario, salir cada uno en su ámbito en lo que pueda y le corresponda; salir y dar el mensaje, no tenemos buena imagen porque los empresarios no salimos a dar la cara, nos da mucho miedo salir a decir que somos empresarios, pero somos los que creamos riqueza en este país y el sector público no lo crea pero tiene que hacer lo que tiene que hacer", ha subrayado.

En su intervención Roig ha incidido en el papel que la iniciativa empresarial tiene en la prosperidad de la sociedad española no solo por representar el 75 por ciento del PIB, el 80% del empleo o por su contribución directa en los ingresos de las administraciones públicas, sino por su poder de transformar para mejorar la calidad y el nivel de vida de las personas.

Las empresas, ha señalado, tienen como "obligación y responsabilidad" pagar los impuestos que les "toca" para poder exigir luego "que se nos devuelva a los españoles en sanidad, justicia, educación, seguridad, pensiones y creación de nuevas infraestructuras", ha dicho. "Nosotros cumplimos en lo que nos toca y tenemos que exigir al sector público que lo devuelva en esto, que para eso pagamos impuestos", ha remarcado.

El corredor mediterráneo

Por otro lado, el presidente de Mercadona ha animado a los empresarios a seguir llevando a cabo sus ideas por medios de la "disrupción y el inconformismo". En este punto, ha destacado "el poder transformador" de las empresas, como pusieron de manifiesto los actos en Madrid y Barcelona, organizados por AVE, para reivindicar el Corredor Mediterráneo y "transmitir a la sociedad española que además de una España radial tiene que haber una España circular".

A su juicio, "no hay derecho" que la segunda y la tercera ciudad de España "no estén conectadas" y que se tarde cuatro horas para ir de València a Barcelona, mientras que para ir "desde cualquier punto a Madrid estás en media hora". "No hay derecho y eso hay que transmitírselo a lo sociedad. Tenemos que tener un Corredor Mediterráneo porque somos el 50% del PIB entre Andalucía, Murcia, Comunitat Valencia y Cataluña, y no estamos unidos", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.