El PP ha anunciado que, si vuelve al Gobierno, está dispuesto a incluir entre las prestaciones que ofrece la sanidad pública la atención bucodental a todos los pacientes. Asimismo, se ha comprometido a reducir las listas de espera, de manera que para someterse a una operación quirúrgica no haya que esperar más de 30 días.

Así lo ha anunciado este martes la secretaria de políticas sociales del PP, Ana Pastor, que ha presentado en Santander las principales medidas que incluye el programa electoral de su partido en materia de sanidad.

Éste es un proyecto muy ambicioso que vamos a poner en marcha en toda España

Entre otras propuestas, Pastor ha destacado la de universalizar la atención bucodental de forma progresiva, en un plazo de ocho años y comenzando por los menores de edad y los pacientes mayores de 65. "Este es un proyecto muy ambicioso que vamos a poner en marcha en toda España", aseguró Pastor, quien afirmó que los servicios que se ofrezcan serán iguales en todas las comunidades autónomas.

El actual ministro de Sanidad, el socialista Bernat Soria, ya llegó en octubre de 2007 a un acuerdo con las comunidades autónomas para financiar a partes iguales las consultas gratis al dentista de los menores de entre siete y ocho años a partir de este año.

Este Plan de Salud Bucodental del Gobierno tendrá carácter progresivo, de modo que al millón de pacientes de 7 y 8 años que podrán acceder a estos servicios en 2008, en cada ejercicio se sumarán hasta dos cohortes más y en 2012 se espera alcanzar a unos cuatro millones de niños de entre 7 y 15 años.

Listas de espera

En cuanto a las listas de espera, los populares se marcan como objetivo que toda España se sitúe en las cifras que tienen "las comunidades que mejor están en este momento", haciendo que el tiempo medio de demora para pasar por el quirófano sea de un mes.

Para lograrlo, el PP establecerá un "plan de garantías de demora" que fije plazos máximos de espera. Según Pastor, además de los ya citados 30 días para cirugía, los tiempos "razonables" de espera serían de diez días para una consulta con el especialista y siete para una prueba diagnóstica.

Asimismo, los populares se proponen impulsar un Pacto Nacional por la Sanidad con todos los grupos políticos, agentes sociales y colectivos profesionales. Sus objetivos serían, "primero, la sostenibilidad del sistema sanitario; en segundo lugar, la calidad, y, en tercero, la equidad, para que no haya ciudadanos de segunda y ciudadanos de primera".