El buque español Castilla , al mando de la fuerza naval de la operación comunitaria Atalanta, hundió este domingo un barco pirata próximo a la costa de Somalia, según ha informado el Ministerio de Defensa.

El helicóptero de la embarcación española detectó el barco y, tras identificarlo, el Castilla procedió a remolcarlo, inspeccionarlo y, en la terminología empleada por el Ministerio, "neutralizarlo".

La operación Atalanta parte de la Unión Europea y su objetivo es garantizar la seguridad de los barcos comerciales que navegan por el Índico, normalmente tras atravesar el Estrecho de Bab el Mandeb provenientes del Mar Rojo. Por esta zona, que se corresponde con el Golfo de Adén, por ejemplo, transitan numerosos petroleros provenientes de la península arábiga; se estima, de hecho, que el 30% del petróleo que se consume en el mundo atraviesa esta zona.

La piratería somalí amenaza, así, uno de los puntos estratégicos clave en una de las rutas comerciales marítimas más importantes del mundo. Por ello, la UE cuenta con un enfoque integral para conseguir una Somalia "pacífica, estable y democrática".