Sexo e infidelidad
Suben las enfermedades de transmisión sexual en Barcelona. GTRES

Las enfermedades de transmisión sexual entre la población adolescente han experimentado "un repunte importantísimo durante los últimos cinco años", según se puso de manifiesto durante la última jornada del 32 Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap) celebrado en Málaga.

Patologías como la gonorrea y la clamídea se han incrementado en los últimos años, con "las consecuencias que pueden tener en la vida fértil futura de la mujer", alertó la médico de familia y coordinadora del Centro de Orientación Sexual para Jóvenes de Málaga, María Jesús Alonso Llamazares.

"La causa, la desinformación y los mitos que comparten una gran mayoría de los adolescentes en temas de salud sexual". Subrayó que al año se producen unos 10.000 partos de madres adolescentes, de los que un 80% no han sido buscados.

Por eso, "debemos concienciar y educar" a la población adolescente para que "sepa cómo utilizar los anticonceptivos a su disposición, que tienen una gran efectividad y no perjudican en absoluto la salud de la mujer".

Según explicó la doctora, los adolescentes son reacios al uso del preservativo, cuando lo usan a menudo no lo hacen bien y tienen muchos mitos en relación a los métodos de protección ante las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

Gran desconocimiento sobre anticonceptivos

Los estudios reflejan que la edad de la primera relación sexual completa se ha adelantado en las mujeres hasta tres años respecto a la generación anterior, siendo ahora de media a los 16 años.

En esa primera ocasión es más habitual que la pareja sexual use preservativo, pero se ha comprobado que a menudo deja de hacerlo en ocasiones posteriores. "Hay también miedo a que la familia descubra su uso —sobre todo en las chicas— o a que lo descubra el compañero sexual", dijo.

Otro mito sin evidencia científica es que "la píldora engorda", y también hay mucho desconocimiento sobre la anticoncepción de emergencia, señaló.

Métodos de urgencia

Conviene explicar a los adolescentes que la píldora del día después no es abortiva –si hubiera ya embarazo no puede detenerlo- porque se centra en impedir que el óvulo salga del ovario. Sin embargo, "no es bueno usarla habitualmente", apuntó, no por sus efectos secundarios, ya que no es una "bomba hormonal" como muchos la consideran y sus efectos son leves, sino porque no es eficaz.

Agregó que los jóvenes tampoco conocen cuál es el método antinconceptivo de urgencia más eficaz por su efecto antiimplantatorio, algo que no sucede en otros lugares de Europa donde se usa con este fin. Se trata del DIU —con un 99,9% de eficacia en este sentido— que debe ser colocado en los cinco días posteriores a la conducta de riesgo. La edad no es una contraindicación y se puede colocar desde la menarquía (primera menstruación), apuntan desde Sepeap.