Metro de Madrid
Metro de Madrid EUROPA PRESS - Archivo

Hace no muchos años el reciclaje de botellas de cristal no se basaba en lanzarlas a un cubo específico sino que había máquinas para recoger estos cascos retornables y -aquí viene la gracia- devolver una pequeña parte del importe al comprador que tras vaciar la botella la devolvía.

Un modelo que ha desaparecido para el mercado doméstico pero que, sin duda, sigue siendo para muchos la mejor forma de formentar el reciclaje de envases: con una pequeña recompensa económica para quienes no tengan suficiente con los argumentos ecológicos y necesiten otra buena razón para reducir la cantidad de residuos que generamos e intentar reciclar la mayor parte posible.

En Estambul parecen haber tomado buena nota y han puesto en práctica una idea de lo más original: el metro de la ciudad turca -uno de los países que más residuos de plástico general de Europa y donde menos se recicla- acepta botellas de plástico como forma de pago a la hora de ir a comprar un billete.

Se trata de una pruena piloto sólo en algunas estaciones y con un número limitado de estas máquinas de reciclaje. Por ahora son sólo 25, pero se espera que pronto el número se amplie a 100. Además de botellas también se aceptan latas como moneda para pagar el billete del metro, con un precio apróximado de unos 30 envases para un trayecto desde el centro de la ciudad a las afueras.

¿Llegará la iniciativa a otros países de Europa? ¿Veremos en España propuestas similares para fomantar el reciclaje? Ojalá.