"Hay una bajada de temperaturas, pero esto no es una ola de frío"

Imagen de archivo de nieve.
Imagen de archivo de nieve.
EUROPA PRESS - Archivo
Una masa de frío polar llega este fin de semana a España con temperaturas invernales. Desde este viernes hasta el domingo habrá unas mínimas y máximas similares a las de diciembre y vendrán acompañadas de las primeras nevadas del otoño.
Expertos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) consultados por el diario 20minutos aclaran algunas dudas sobre este frente de frío polar, que recorrerá la Península y Baleares desde este viernes hasta el sábado.

No es una ola de frío

Julián Morcillo, analista previsor del Centro Nacional de Predicción de Aemet, ha advertido de que "se trata de una bajada de temperaturas, pero no es una ola de frío".  De hecho, las bajadas serán variadas, no serán igual en la Meseta norte (que llegarán a temperaturas bajo cero) que en la Meseta central, que pueden ser positivas. "Depende de son zonas montañosas o no. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, salvo zonas montañosas, las temperaturas van a ser normales". Desde la Agencia, hablan de un frente frío.

Algo frecuente

Ante posibles mensajes alarmantes, Morcillo ha asegurado que este tipo de fenómenos es habitual en esta época del año. "No son infrecuentes, incluso pueden ocurrir antes". Ahora bien, lo que cambia son las temperaturas, que serán más bajas de lo que es normal en estos días.

¿Tiene que ver con el cambio climático?

En este caso, la respuesta es rotunda: "No hay relación". Según Morcillo, se debe a una entrada de aire frío, provocada por un anticiclón acompañado de una borrasca fuerte del centro de Europa que conlleva a una situación meteorológica como la del invierno, pero "no tiene nada que ver" con el cambio climático.

Nevadas de casi medio metro

Desde el Eltiempo.es, prevén unas nevadas de casi medio metro de espesor en el norte. Este frente no solo viene con frío, sino que también viene acompañado de nevadas en zonas de montaña de la mitad norte, con avisos amarillos activos para el sábado en la Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico norte y Pirineos. "En todo el episodio se puede acumular casi medio metro de nieve", aseguran.

Por su parte, Aemet habla de un cuota de nieve que irá bajando hasta situarse en unos 700 a 900 metros de altura en el norte; entre 1.000 y 1.200 metros en el centro y por encima de esa latitud en el resto."Las nevadas serán importantes en zonas de montaña, con acumulaciones de diez centímetros de nieve diarios a partir de 1.000 metros, sobre todo en la cordillera cantábrica, en el sistema ibérico y en Pirineos el sábado", ha añadido su portavoz Rubén del Campo.

Las precipitaciones, en ascenso

Las precipitaciones que vendrán después serán "diferentes a las de la gota fría". "Aquí puede haber precipitaciones intensas en el norte. Nada que ver con el Mediterráneo, estas serán fuertes y persistentes, pero no son torrenciales".

Aemet ha adelantado que la próxima semana, a partir del martes y buena parte del resto de la semana, se sucederán varias borrascas atlánticas, con sucesivos frentes asociados que entrarán por el noroeste de la Península y dejarán precipitaciones generalizadas en toda la Península y Baleares, sobre todo en la vertiente atlántica, donde podrán ser persistentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento