Carlos Lesmes
El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, en la apertura del año judicial militar. EUROPA PRESS

En menos de una semana el Tribunal Supremo ha dictado que es el banco y no el comprador de un inmueble quien ha de correr con 'el impuesto de la hipoteca' (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados), ha paralizado dicha sentencia, otras dos sentencias a favor del cliente han sido notificadas y ha convocado un pleno para el 5 de noviembre en el que se decidirá si es el cliente o la entidad bancaria quien tiene que asumir esta partida.

Este jueves, durante la primera de las tres jornadas de puertas abiertas que celebra el alto tribunal, su presidente, Carlos Lesmes, ha confesado que "no hemos gestinado bien" todo este caos, que "ha provocado desconfianza indebida en el alto tribunal", una institución que lleva "206 años trabajando, ni a favor ni en contra de ningún sector". "No puedo más que sentirlo, lo sentimos todos", se ha disculpado ante la prensa.

"Pedimos disculpas a aquellos ciudadanos que se hayan sentido perjudicados en esta deficiente gestión pero quiero hacer una llamada a la confianza", ha manifestado Lesmes, que se ha mostrado contrario a la decisión del presidente de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, Luis María Díez Picazo de llevar el caso al pleno del próximo cinco de noviembre, donde se decidirá si se confirma la doctrina que atribuye a la banca el pago del impuesto de actos jurídicos documentados en una hipoteca.

Díez Picazo, que fue hasta hace un año docente en Cunef (Colegio Universitario de Estudios Financieros), centro que pertenece directamente a la Asociación Española de Banca, paralizó la sentencia que fallaba a favor del cliente por su "enorme repercusión social y económica".

Carlos Lesmes ha asegurado este miércoles que no ha recibido ninguna llamada de ninguna entidad financiera alertando del riesgo sistémico que provocaba la sentencia conocida el pasado jueves, cuando Lesmes mantuvo varias conversaciones con el presidente de la sala tercera, Díez Picazo, que es la que emitió el fallo. Picazo le explicó que había tenido conocimiento de la sentencia por la prensa, que comenzó a difundir "cuestiones inciertas, como si eran las comunidades autónomas las que tenían que hacerse cargo del impuesto, o los bancos directamente".

Para paliar esa incertidumbre, Lesmes sugirió a Díez Picazo que se redactase una nota aclaratoria, porque "no genera desconfianza sino que despeja incertidumbres, quizás no todas pero sí algunas". Sin embargo, el residente de la sala optó por convocar una reunión del Pleno para el próximo 5 de noviembre.