La mujer fallecida en un incendio que provocó su pareja había vuelto con él tras una condena por violencia machista

Concentración contra la violencia machista.
Concentración contra la violencia machista.
EUROPA PRESS

Yolanda Jaén, de 50 años, que falleció este martes en el hospital Miguel Servet de Zaragoza a consecuencia de las graves heridas sufridas en un incendio presuntamente provocado por su pareja, había denunciado con anterioridad al hombre, del que había tenido incluso una orden de alejamiento y que llegó a cumplir condena, a cuya finalización volvieron a convivir.

Así lo ha confirmado la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, en una concentración de condena por la muerte de Yolanda Jaén Gómez, presuntamente a manos de su pareja que se encuentra en prisión provisional y está imputado por los delitos de incendio y homicidio o asesinato en grado de tentativa.

Allí, tanto ella como el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, han avanzado que se personarán como acusación popular en la causa abierta por esta muerte ya que todo apunta a un "caso de violencia machista".

En cuanto a la víctima, la consejera ha precisado que no había sido atendida en los servicios y recursos de los que dispone el Gobierno de Navarra para víctimas de violencia de género; ha sido posteriormente cuando han sabido de la existencia de las denuncias previas y de la condena, ya cumplida, del hombre que ahora se encuentra en prisión provisional.

"Probablemente haya que hacer una revisión de las leyes desde el punto de vista normativo, del corpus jurídico que rodea a estas víctimas, porque la realidad demuestra que estos hechos suelen ser reiterados, que una vez que un procedimiento de estos se inicia es muy probable que se vuelva a repetir", ha indicado.

En esta línea ha remarcado que dentro del Pacto de Estado de Violencia contra las Mujeres, una petición que siempre ha hecho Navarra es la de "cambiar la ley para incluir a víctimas, no solo parejas y exparejas, sino para incluir todo tipo de violencias, no solo la física, como la de este caso, que es la más cruel".

"Hay que cambiar la ley estatal porque la realidad nos está superando por muchas circunstancias", ha sostenido, tras lo que ha anunciado que probablemente la semana que viene se adoptará el acuerdo para personarse como acción popular.

Instituciones y ciudadanos condenan el crimen

Representantes de las principales instituciones de Navarra y ciudadanos se han concentrado este mediodía en silencio en la plaza Consistorial de Pamplona para condenar la muerte de la mujer.

El Ayuntamiento de Pamplona ha convocado una concentración silenciosa, que se ha prolongado durante unos cinco minutos, seguidos de un prolongado aplauso. El Parlamento guardará además mañana un minuto de silencio antes del pleno.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, desde la "prudencia" puesto que se ha decretado el secreto de sumario, ha mostrado el "más profundo rechazo" por lo ocurrido y se ha mostrado convencido de que "esta muerte está profundamente arraigada, es estructural dentro de la sociedad y hay que luchar contra ella".

"Estamos más convencidos de nunca de que hay que perseverar en esta estrategia, seguir trabajando de la mano del movimiento feminista", ha aseverado, tras lo que ha dicho estar seguro de que Pamplona, como ciudadanía que en su momento decidió ponerse a la cabeza de la lucha contra las agresiones sexistas, también ahora secundará masivamente las movilizaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento