El conseller Pons en la reunión de coordinación
El conseller Pons en la reunión de coordinación CAIB

Los técnicos han completado este martes la inspección de 489 viviendas afectadas por las inundaciones en Sant Llorenç, Son Carrió y S'Illot y han concluido que tres viviendas se deben derribar por completo.

Así lo ha anunciado el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, tras la reunión mantenida con la comisión de coordinación de evaluación de los inmuebles, que ha tenido lugar en Sant Llorenç.

Según han indicado desde el Govern, el derribo de estas tres viviendas se prevé entre este jueves y viernes. La ejecución de estas actuaciones se está coordinando con el Ayuntamiento, 112 y Tragsa.

Por otra parte, en colaboración con los Bomberos, se están llevando a cabo ya actuaciones urgentes en otros 50 inmuebles, como reponer elementos inestables o realizar apuntalamientos o tapiados.

LAS INSPECCIONES SE AMPLIARÁN A ARTÀ

Igualmente, la próxima semana se revisarán también inmuebles en Artà que hayan podido resultar afectados. Se prevé inspeccionar unas 50 viviendas, aunque la cifra se concretará en una reunión técnica este viernes. El alcalde de Artà, Manolo Galán, ha participado en la reunión de este martes.

Al margen de los casi 500 viviendas que ya se han inspeccionado, en Sant Llorenç, S'Illot y Son Carrió todavía quedan viviendas a las que por ahora no se ha podido entrar. Podrían sumar otros 50 inmuebles.

Los técnicos que han examinado las viviendas son tanto voluntarios del Colegio de Arquitectos y Aparejadores como funcionarios de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda, el Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi), el Instituto Balear de Infraestructura y Servicios Educativos (Ibisec), y la Dirección General de Movilidad y del Consell de Mallorca.

Durante la reunión mantenida en Sant Llorenç, el conseller ha agradecido la implicación de los funcionarios y arquitectos y aparejadores voluntarios, unos 150 en total, "que ha permitido completar esta revisión rápidamente".