Botellón
Botellón EUROPA PRESS - Archivo

Según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa, el decreto del fiscal jefe en Ciudad Real, Luis Huete, por el que se archiva esta causa reconoce que no existen pruebas que demuestren permisividad del Consistorio capitalino respecto del consumo de alcohol en la vía pública, por lo que subraya que "los hechos denunciados carecen de la suficiente concreción para valorar si se ha producido algún tipo de conducta omisiva por parte del Ayuntamiento".

La Ordenanza reguladora de la convivencia y el ocio en el término municipal de Ciudad Real establece una prohibición con carácter general de consumo de alcohol en la vía pública si bien es cierto que "faculta al propio Ayuntamiento a conceder autorización expresa en determinados casos" como han sido, por ejemplo, conciertos.

EL AYUNTAMIENTO CONTROLA Y SANCIONA

Lo que queda claro a juicio de la Fiscalía es que el Ayuntamiento sí está aplicando las sanciones correspondientes por consumo de alcohol en la vía pública así como la vigilancia necesaria para control de esa actividad por parte de la Policía Local.

Unas sanciones que, en el caso denunciado por la Asociación Provincial de Hostelería, se produjeron ya que, en la documentación entregada por parte del Ayuntamiento de Ciudad Real, el superintendente de Policía Local ha emitido un informe en el que se señala que "se controló el cumplimiento de la ordenanza, que se abrieron incidencias, que se realizaron actas de denuncia y que incluso se realizó un atestado. Por lo tanto, no se habría producido omisión de ningún tipo por parte de los funcionarios municipales encargados del control y cumplimiento de la Ordenanza".

La denuncia, una de las primeras de estas características en España, se presentó en el mes de junio por decisión de la junta directiva de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo ante los perjuicios que ocasiona a los profesionales de la hostelería los botellones que se celebran en la capital.