"Analizamos una operación, nos pareció que no estaba dentro de lo que nosotros entendemos como ortodoxia bancaria, y lo pusimos en conocimientos de las autoridades judiciales, ésa es nuestra obligación", ha señalado en declaraciones a los medios al ser preguntado por este asunto en Palma.

Con todo, el directivo ha querido ser "prudente" y no hacer comentarios sobre un tema que actualmente está "en ámbito judicial".

Preguntado por si esperan recuperar alguna cantidad económica por los perjuicios, el presidente de Bankia se ha limitado a indicar que "lógicamente cuando uno pone un tema en conocimiento de las autoridades judiciales, es porque intenta verse resarcido".

En su querella, Bankia acusa a dos ex directivos de Sa Nostra de falsear cuentas al vender patrimonio de la caja y estima pérdidas de 60 millones de euros, según publicó 'El Mundo / El Día de Baleares'.