César Sánchez, imagen de archivo
César Sánchez, imagen de archivo EUROPA PRESS - Archivo

Sánchez ha señalado en un comunicado que Ximo Puig y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, "han tensionado tanto las relaciones con su política de imposición y de gestión sin diálogo que han provocado este escenario".

A su juicio, Puig "ha tenido tres años de plazo para visitar el Palacio Provincial y para hablar de las necesidades y demandas de los alicantinos" pero ha criticado que en este tiempo "no ha pisado ni una sola vez la Diputación de Alicante". "Por tanto, no voy a tolerar más imposiciones ni desprecios por parte del Consell", ha advertido.

El presidente provincial ha hecho estas declaraciones el día en que entra en vigor la Ley de Mancomunidades, "otro ejemplo más de la intención del gobierno autonómico de romper las provincias, la unidad de España y la estabilidad alcanzada durante años. Se les acaba el tiempo y están acelerando el procés de 'catalanització'".

"El hecho de que reiteradamente se anuncien planes que afectan a las diputaciones provinciales sin consenso previo, sin diálogo y sin contar con nuestra opinión provoca que al final el Consell no sea un interlocutor válido, ya que actúa movido por la imposición, el decreto y el posicionamiento único y radical", ha afirmado.

Asimismo, el presidente de la Diputación de Alicante ha opinado que, durante esta legislatura, Valencia ha demostrado estar "muy lejos" de la provincia y ha insistido en que las inversiones que hace la institución provincial "van directamente a los municipios mediante planes para mejorar la calidad de vida de los pueblos, especialmente de los más pequeños, y evitar la despoblación. Lo que debe hacer la Generalitat es poner en marcha sus propios planes y respetar la autonomía de las provincias".

"Nuestras decisiones las tomamos en Alicante", ha insistido, y ha recalcado que un diálogo "implica la escucha activa por ambas partes y la toma de decisiones conjuntas y en este caso solo vemos autoritarismo, nepotismo y prepotencia a la hora de gobernar".

"Creo en la España del 78, en el papel fundamental e irremplazable de las diputaciones provinciales y en la necesidad de alcanzar acuerdos. Venimos arrastrando durante esta legislatura decisiones por parte de un Consell que quiere usurpar competencias y protagonismo a los entes locales y provinciales, que exige parte de nuestro presupuesto para sus planes, pero que luego no invierte ni un solo euro en nuestras demandas urgentes en sanidad, educación o infraestructuras", ha explicado Sánchez.

Sánchez ha cuestionado que en estos tres años "nos hemos enterado siempre por la prensa de proyectos como el decreto de plurilingüismo, el plan de despoblación rural, la Ley de Mancomunidades o los decretos en materia de turismo y deportes, todos ellos claros ejemplos de cómo un gobierno actúa a golpe de imposición y sin respectar el sentir de los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Alicante.