Victoria Beckham
La empresaria Victoria Beckham durante la boda del príncipe Harry y Meghan Markle. GTRES

Victoria Beckham se está recuperando de la puñalada (metafórica) que le da dado su (todavía) marido David Beckham.

Durante una entrevista, el exfutbolista parece que se sinceró demasiado al comentar que "era un trabajo duro y complicado permanecer casado durante tanto tiempo con Victoria".

Ver esta publicación en Instagram

#cruzbeckham #cruzbeckhamstyle #cruzbstyle #romeobeckham #Harpernotoninstagram #whatiseebrooklynbeckham @telegraphmag #whatisee @tudorwatch #harperbeckham #harpersevenbeckham #harperseven #brooklynbeckham #brooklynbeckhamstyle #victoriabeckham#davidbeckham #victoriabeckhamsunglasses#brooklynbeckhamforbench #ifeverydaywaschristmas @jessejjenkins #7fund #melaniec #kentandcurwen#wearitlikebeckham @davidbeckham @victoriabeckham @cruzbeckham @brooklynbeckham @house99 @romeobeckham @rjbtennis #rjbtennis#london🇬🇧 #harperslipper #house99 #MIHERMANOBECKHAM #biothermhomme @joannebeckham #adidasfootball @aia.thailand.official #AIAHealthyLiving @aiasingapore @futbolmiamimls #futbolmiamimls @intermiamicf @intermiamiclub

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckhams723) el22 Oct, 2018 a las 1:09 PDT

Para la diseñadora ha sido como un jarro de agua fría y se pasó "dos días llorando" después de escuchar algunos extractos de la entrevista de su esposo con The Sunday Project. Vic, esa mujer que parecía carecer de conducto lacrimal cual cocodrilo, "está absolutamente devastada", según cuenta un amigo cercano de la británica.

No queremos ni imaginar cómo fue el reencuentro entre Victoria y David... una tercera Guerra Mundial. Encerrados en un vuelo de 22 horas desde Londres a Sydney (Australia) para los Juegos Invictus.

Cuando aterrizaron en al aeropuerto este domingo, la cara de la ex Spice Girl era un poema, mientras David sonreía a la multitud.

Victoria ha tenido algunos días para procesar las palabras de David sobre su matrimonio de casi 20 años. "No tiene idea de por qué él ha dicho cosas tan insensibles y la avergonzaría públicamente de esta manera", señaló la misma fuente.

Para reponerse del zasca, Victoria se marchó unos días a un centro de bienestar en Baden Baden (Alemania), mientras que David estaba en París promocionando su marca de whisky Haig Club.