Las lluvias torrenciales caídas en la provincia de Málaga desde la noche de este sábado se han cobrado su primera víctima mortal: un bombero que participaba en las labores de rescate y que llevaba desaparecido desde el sábado tras volcar el camión en el que circulaba en la carretera de Campillos a Teba.

El servicio de Emergencias 112 Andalucía ha gestionado en esa provincia más de 620 incidencias relacionadas con la lluvia en una veintena de municipios por anegaciones, desbordamientos, incidencias en la red de carreteras, así como rescates de personas y vehículos en zonas anegadas. La lluvia también obligó a suspender el tráfico ferroviario en cuatro líneas de media distancia.

Según informaron fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga, el cuerpo del bombero desaparecido fue hallado sobre las 10.00 horas de este domingo por un equipo de operaciones especiales a siete kilómetros de donde volcó su vehículo.

Se trata del bombero José Gil Gutiérrez, de 45 años, casado y con dos hijos, que desapareció en la noche del sábado tras volcar el camión en el que viajaba junto a otros dos compañeros, que pudieron ser rescatados, en la carretera que une Campillos con Teba (Málaga). El fallecido llevaba toda su trayectoria profesional vinculado al parque de bomberos de la localidad malagueña de Antequera, de donde es natural.

Campillos, Teba, Antequera, Ronda, Faraján, Genalguacil, Cortes de la Frontera, donde se ha rescatado a varias personas en helicóptero; Gaucín, Manilva, Benaoján o Estepona están entre las localidades más afectadas.

Campillos, la localidad más afectada

En Campillos, cien personas fueron realojadas en casas de familiares por inundaciones en sus viviendas, informó el alcalde de la localidad, Francisco Guerrero, quien pidió a los vecinos que cediesen tractores y barcas neumáticas para colaborar en las tareas de rescate y limpieza.

También en este municipio fueron rescatadas más de 30 personas de un establecimiento hostelero por entrada y subida del nivel de agua en el local y cinco más que viajaban en un vehículo arrastrado por la corriente en la misma vía en la que volcó el camión de bomberos.

Los servicios de emergencias asistieron también a las 66 personas que viajaban en un autobús que quedó bloqueado en una carretera, así como a otros 15 turismos y a 20 jóvenes que habían quedado atrapados en el tejado de una cochera de Campillos.

Solicitudes de socorro también se repitieron en Teba para 16 personas bloqueadas en una casa en el Tajo del Molino con el agua dentro de la vivienda o a un atrapado en la A-384 con el agua en el interior del turismo.

En Antequera también hubo requerimientos por anegaciones en distintos puntos de la localidad. Los alcaldes de Casarabonela y Fuente de Piedra comunicaron asimismo incidentes en sus municipios.

Carreteras afectadas

En cuanto a las carreteras, en la provincia de Málaga numerosas vías permanecían cerradas a la circulación este domingo por la noche como consecuencia de las precipitaciones. Así, la MA-8300, en término municipal de Casares, mantenía un único carril abierto para la circulación y el nivel amarillo, que se refiere a la dificultad para circular por la zona.

Además, la A-365 estaba anegada entre los puntos kilométricos 10 y 15, en Sierra de Yeguas. También se decretó el corte al tráfico en la A-7278 (entre los puntos kilométricos 0 y 10) en Teba, así como en la MA-6404 (del 0 al 9) en el municipio de Campillos.

Asimismo, permanecían cerradas al tráfico la A-365, de Sierra de Yeguas a Fuente de Piedra, y la A-7279, también en Sierra de Yeguas, así como la carretera MA-5401 entre los kilómetros 0 y 19, en Casarabonela.

El tráfico ferroviario también se vio interrumpido entre las estaciones de Campillos y Almargen, así como entre Fuente de Piedra y La Roda (en Sevilla), según detalló el 112.

Incidencias en Sevilla

En la provincia de Sevilla, varios vecinos de La Roda de Andalucía fueron evacuados de sus viviendas por la crecida del río Yeguas y la lluvia provocó también incidencias en las localidades sevillanas de Osuna, Morón de la Frontera, Marchena, Los Corrales, Puebla de Cazalla, Montellano, Badolatosa y Pedrera, en la Sierra Sur, lo que obligó a la Delegación del Gobierno en Andalucía a activar el nivel 1 del Plan de Emergencias en la provincia.

Otros pueblos y Sevilla capital sufrieron caídas de farolas y ramas en la calzada, carreteras y calles anegadas, vehículos atascados en balsas de agua, inundaciones de viviendas, tapas de alcantarillas levantadas y desbordamiento de ríos.

La A-92 entre Osuna y La Puebla de Cazalla fue cortada en ambos sentidos por acumulación de agua y barro, y Renfe suprimió desde primera hora el servicio en las líneas de media distancia Sevilla-Granada, Sevilla-Málaga, Málaga-Ronda y Granada-Algeciras.

Declaración de "zona catastrófica"

Por otro lado, el Gobierno ha iniciado los "trabajos técnicos" para estudiar la declaración de "zona catastrófica" de las poblaciones afectadas por las fuertes lluvias registradas en la provincia de Málaga. Según afirmó en Canal Sur el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, "ya se está trabajando y empezando a elaborar técnicamente" el procedimiento para esta declaración.

En primer lugar, se van a evaluar los daños producidos por las fuertes precipitaciones, para lo que este lunes se ha convocado una reunión en la que estará presente la Junta, la Subdelegación del Gobierno y la Diputación malagueña junto a alcaldes de las zonas afectadas, al tiempo que se desarrollan los trabajos técnicos.

En lo que va de año, 20 personas han fallecido en incidentes relacionados con los temporales en España, trece de ellas en los desbordamientos del pasado día 9 en Mallorca y el último, el bombero que este sábado participaba en labores de rescate en la provincia de Málaga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.