Laura Mariateresa Durante, profesora de la Universidad de Nápoles Federico II, hispanista y autora del libro Ramón Gaya: el exilio de un creador,ha guiado a un grupo de visitantes por algunos de los lugares donde vivió y se inspiró el artista. La Piazza del Popolo, el Coliseo o el Castillo de San Ángel han sido algunos de los lugares visitados puesto que fueron inmortalizados por el artista.

Ramón Gaya vivió exiliado durante casi tres décadas, primero en México y en el año 1956 se instaló en Roma, donde siempre pasó temporadas hasta sus últimos días. Los museos de la ciudad fueron todo un revulsivo para el pintor y conoció con profundidad la obra de Miguel Ángel, Rembrandt, Tiziano y otros muchos.

Gaya se rodeó de nombres emblemáticos de intelectuales que en aquel momento también vivían en la capital italiana. Entre ellos de su gran amiga María Zambrano, que estuvo presente en buena parte de la vida del autor y con quien mantuvo una amplia correspondencia que ha sido publicada recientemente en el libro 'Y así nos entendimos. Correspondencia 1949-1990' por la editorial Pre-Textos.

Gaya además conoció en la ciudad a intelectuales de la época como Ítalo Calvino, Carmelo Pastor o Cristina Campo.

Desde el pasado 15 de mayo de 2018, el Café Greco, situado cerca de la Plaza de España, exhibe un retrato que el artista murciano hizo del cineasta italiano Roberto Rossellini y que fue entregado por la viuda del pintor, Isabel Verdejo. Gaya frecuentó este café con asiduidad junto a otros intelectuales y artistas.

De muchos de ellos se siguen conservando a día de hoy diferentes obras de arte y recuerdos literarios que sirven de testimonio de una época en la que coincidieron grandes nombres de la cultura internacional.

Esta iniciativa forma parte del proyecto 'Un paseo por Roma con*' impulsado por la Biblioteca María Zambrano del Instituto Cervantes. Desde hace tres años esta entidad ha conducido a cientos de personas por las calles que un día pisaron Miguel de Cervantes, Rafael Alberti, Gabriel García Márquez, Vicente Blasco Ibáñez, Ramón María Valle Inclán o la propia Zambrano.

La actividad pretende acercar al público italiano la obra de personajes clave de la cultura española y latinoamericana que un día residieron en Roma. Algunos de estos autores no siempre son del todo conocidos en Italia y a través de esta actividad se busca difundir su obra y también perpetuar la relación que tuvieron con la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Murcia.