El arzobispo de Canterbury intentó calmar la tormenta negando haber pedido que la ley islámica, conocida como sharia, fuera introducida junto con la legislación británica.

En una entrevista a la BBC el jueves, se refirió al uso de la sharia en algunas cuestiones personales o domésticas, tal como los judíos ortodoxos tienen sus propios tribunales para algunos temas.

Cuando le preguntaron si la sharia debía ser aplicada en algunos casos para la cohesión de la comunidad, Williams dijo: 'Parece inevitable'.

Williams recibió un torrente de críticas en la prensa por segundo día consecutivo el sábado y el diario de circulación masiva The Sun lanzó una campaña para destituirle de su puesto.

The Sun imprimió una planilla para que sus lectores pudieran hacer una 'queja por mala conducta' contra Williams, de quien dijo había destruido su credibilidad 'y había dado aliento a los terroristas musulmanes'.

Algunos obispos criticaron los comentarios de Williams y varios miembros de la entidad que gobierna la Iglesia de Inglaterra, el sínodo general, pidieron su renuncia.

'No creo que siga siendo el hombre indicado para este puesto. En el mejor de los casos es políticamente inepto y, en el peor, fue pura estupidez,' dijo la miembro del sínodo general Alison Ruoff a Sky News.

'Los cristianos, particularmente los que son perseguidos duramente en países islámicos, están increíblemente enojados', dijo.

Sin embargo, indicó que no había posibilidades de convocar a una reunión del sínodo general la semana próxima para forzarle a dimitir.

Algunos diarios citaron a amigos del arzobispo - quien ya afronta divisiones en su propia iglesia por el tema de los sacerdotes homosexuales - que dijeron que estaba sorprendido por la reacción hostil ante sus palabras.

Un comunicado en la página de Internet del Arzobispado de Canterbury defendió a Williams. 'El arzobispo no propuso la sharia, y ciertamente no pidió su introducción como una especie de jurisdicción paralela a la ley civil', dijo.

La sharia es el cuerpo de la ley religiosa islámica basada en el Corán, las palabras y acciones del Profeta Mahoma y sus compañeros y las normas de los expertos islámicos. Cubre cuestiones que incluyen el culto, los acuerdos comerciales, el matrimonio y las leyes penales.

/Por Adrian Croft/.*.