Autobús de la EMT de València
Un autobús de la EMT de València, estacionado junto al Hospital La Fe. EMT VALENCIA

Fumar un cigarrillo en la parada del autobús mientras se espera la llegada del convoy dejará de estar permitido en la ciudad de València en cuanto entre en vigor el nuevo reglamento de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), actualmente en fase de tramitación tras la elaboración de su borrador.

La compañía pública ha incluido en el articulado de la futura normativa un epígrafe que prohíbe fumar "tanto en el interior del autobús como en las paradas", un aspecto este último que, además de por su novedad, destaca por ir más allá de la ley antitabaco estatal aprobada en 2011.

De este modo, el artículo 16.4 del borrador del reglamento de la EMT será más restrictivo que la ley frente al tabaquismo, que por regla general veta el tabaco en los espacios cerrados, y en su artículo 7ñ hace referencia a las estaciones de autobuses "salvo en los espacios que se encuentren al aire libre", como es el caso de las paradas de la EMT, ya sean marquesinas o postes.

Fuentes de la EMT justifican esta medida en las continuas quejas llegadas por la presencia de humo del tabaco en las paradas. En los escritos, personas no fumadoras ponen de manifiesto la incomodidad de tener que soportar el humo durante las esperas en unos espacios que, pese a estar al aire libre, resultan reducidos, y en los que se concentra en ocasiones un elevado número de usuarios.

El debate sobre la ampliación de la prohibición de fumar a los espacios abiertos se ha empezado a producir con las medidas adoptadas, por ejemplo, en estadios de fútbol, donde se producen grandes concentraciones de personas. Sin ir más lejos, el Valencia CF ha declarado el estadio de Mestalla libre de humos, por lo que, desde el inicio de la presente temporada, no está permitido fumar en las gradas.

Las sociedades médicas y científicas, por su parte, también abogan por avanzar en el veto del tabaco en los espacios públicos para proteger a los no fumadores, y, en especial, a los niños. Una medida, que paulatinamente va ganando adeptos. De hecho, el 64,1% de los españoles, tanto fumadores como no fumadores, está a favor de prohibir fumar en lugares públicos al aire libre, según puso de manifiesto la Encuesta de la Semana Sin Humo, realizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

La prohibición de fumar no es la única novedad destacada del futuro reglamento. El documento también levantará la prohibición de comer en el interior de los vehículos (siempre que no se ensucie), permitirá a los viajeros acceder por las puertas traseras si estas llevan instaladas máquinas validadoras, y recogerá la figura de las paradas doble, en las que se podrá efectuar la carga y descarga simultánea de dos autobuses. También se recoge la obligación de ceder los asientos reservados (no solo respetar su uso) a personas con movilidad reducida, con bebés, tercera edad y embarazadas.

Además, tal y como informó 20 minutos la semana pasada, con la nueva norma, las mascotas podrán viajar en los autobuses, pero solo en transportín y con un carné propio, los buses podrán dejar a mujeres solas fuera de parada por la noche, y los invidentes no tendrán que hacer el alto.

Sin publicidad de circos ni de toros

La normativa que prepara la EMT incluye, por primera vez, un código ético relativo a la publicidad que se muestra en los diferentes espacios de la compañía municipal, tanto vehículos como pantallas y marquesinas. Como norma general, vetará cualquier anuncio contrario a la legalidad y a los principios constitucionales, así como a las normas de convivencia. En su articulado, menciona expresamente las armas, los circos con animales y las corridas de toros, así como la publicidad sexista dirigida al público infantil.

Encuesta

¿Debe prohibirse fumar en las paradas de autobuses?

Consulta aquí más noticias de Valencia.