En una reunión mantenida en Madrid, el presidente de Canarias manifestó su preocupación por la situación de las familias más vulnerables y valoró "muy positivamente" la sensibilidad y la voluntad de la entidad. Clavijo destacó, además, la importancia de este preacuerdo que avanza en la estabilidad y tranquilidad de los vecinos del barrio de Añaza, que en las últimas semanas han vivido con preocupación la incertidumbre sobre el futuro de sus viviendas.

El presidente señaló que este preacuerdo terminará de formalizarse la próxima semana durante un encuentro que tendrá lugar en Santa Cruz de Tenerife y en el que, además de altos directivos de la entidad bancaria, estarán también presentes el alcalde, José Manuel Bermúdez y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

Rami Aboukhair recordó que Santander "se comprometió desde el inicio de la crisis a no hacer ningún desalojo a familias vulnerables" y reafirmó su voluntad de colaborar con el Gobierno de Canarias y facilitar a las administraciones vías para desarrollar su política social.

Añadió que Banco Santander "ha sido siempre sensible a la situación de crisis económica y desde 2012 no ha hecho ningún desalojo a familias con dificultades para pagar la hipoteca, buscando siempre soluciones de forma individual y con medidas a favor de los clientes vulnerables en riesgo de exclusión social que, en su conjunto, han beneficiado a más de 60.000 familias en toda España".