Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, el arrestado primero sustrajo una bicicleta de montaña, luego forzó un vehículo para robar en su interior y finalmente se dirigió a un cajero automático para intentar extraer dinero con una tarjeta que no le pertenecía. En ese momento, fue interceptado y detenido por una patrulla de Protección Ciudadana.

La Ertzaintza tuvo conocimiento de los hechos a las 17.10 horas de este pasado miércoles. El aviso indicaba que un hombre había sustraído en un aparcamiento y se dirigía hacia la localidad de Ordizia.

Precisamente, los agentes movilizados observaron al sospechoso en un cajero automático, en posesión de diversa documentación y tarjetas bancarias que no le pertenecían, alguna de las cuales estaba intentando utilizar.

Otra patrulla policial había comprobado que se habían registrado robos en un aparcamiento. En primer lugar, la sustracción de una bicicleta de montaña, que el autor del robo había abandonado al ser sorprendido, y seguidamente el forzamiento de un vehículo estacionado, tanto en una cerradura como en una luna delantera apalancada. Del interior se habían sustraído documentación, una cartera y otros objetos.

Por estos motivos, los ertzainas detuvieron al hombre identificado por su participación en los hechos mencionados. El arrestado ha sido puesto este jueves a disposición del Juzgado de Guardia de Tolosa.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.