Antonio David
Antonio David durante el Debate de Supervientes en Madrid. GTRES

La guerra entre Rocío Carrasco y su expareja Antonio David Flores continúa dentro y fuera de los juzgados.

Recapitulemos: Carrasco le puso al exguardia civil una demana por maltrato físico y psicológico continuado. Sin embargo, el fiscal pidió que se archivase la denuncia al considerar que no había ni delito de lesiones ni maltrato psicológico. 

Ahora, él, sin trabajo y con dedudas hasta el cuello, ha concedido una exclusiva a la revista Lecturas para desmenuzar los detalles de la querella que le ha puesto la madre de dos de sus hijos.

Según Antonio David, la hija de Rocío Jurado le pide 180.000 euros por daños morales. Hasta esta querella jamás se había mencionado el tema de los malos tratos, ni siquiera cuando la pareja solicitó la nulidad matrimonial.

"Usa la justicia para vengarse"

"Rocío dice que la intenté tirar por una terraza de un chalet en Chipiona", cuenta Antonio David. En dicha demanda, Rocío Carrasco asegura que su expareja la maltrató físicamente cuando ella se encontraba embarazada de tres meses de David, su segundo hijo.

Hace casi tres años que Rocío no habla con su hijo menor que ya tiene 19 años. "David a veces se acuerda de su madre y espera su llamada", cuenta Antonio David.

"No puedo entender que haya alguien que utilice con otros fines un tema tan grave como la violencia de género", explica.

La segunda parte del culebrón Carrasco-Flores implica a Olga Moreno, la actual mujer del exguardia civil. Un juzgado admitió a trámite dos demandas hacia Moreno por atentar contra su derecho al honor y la intimidad familiar de Rociíto.

Según la versión de Antonio David, Carrasco pide 300.000 euros por vulnerar el derecho al honor.

"¿Cómo puede Rocío demandar a la mujer que lleva 17 años cuidando de sus hijos", dice Antonio, quien asegura que su ex "está usando la justicia para vengarse" y "ahogarlos económicamente".