Puig en una imagen de archivo
Puig en una imagen de archivo GVA - Archivo

Así lo ha indicado Puig en la sesión de control de este jueves, en respuesta a una pregunta formulada por el síndic de Compromís, Fran Ferri, sobre "cómo valora el Consell la falta de concreción de los compromisos del presidente del Gobierno respecto a los intereses de los valencianos".

Al respecto, Puig ha insistido en que la posición de la Generalitat "no tiene nada que ver con quién gobierna en Madrid", pero ha destacado que el ambiente "no es el mismo" que antes cuando incluso "era difícil hasta la comunicación". "Ahora ha cambiado la capacidad de tener dialogo y en este momento se están dialogando los presupuestos en el Congreso donde hay diputados que serán coherentes y trabajarán para mejorar una propuesta de PGE que es positiva para la Comunitat y nuestro gobierno porque las políticas que se van a impulsar algunas que ya las hemos aplicado aquí", ha señalado.

Para Puig, se trata de unas cuentas con "aroma Botànic" que recogen algunas de las políticas ya implementadas en la Comunitat como la universalización de la sanidad, la eliminación de los copagos o políticas a favor de la educación de 0-3 años. Además, ha destacado que estas medidas, "van a liberar recursos para nuestra presupuesto y nuestra capacidad de autonomía presupuestaria", ha agregado.

No obstante, Ferri, ha recriminado que los compromisos de Sánchez con la Comunitat no tengan "una concreción" y ha recordado que tras el anuncio de Puig del compromiso del presidente con el 10% de las inversiones para la Comunitat en los PGE, luego Moncloa hiciera una comunicación "en la que no se concretaba" esa promesa. Asimismo, ha lamentado que Sánchez en su visita a la Comunitat el 9 d'Octubre "nuevamente hubiera promesas, sin concreción para acabar con la discriminación de los valencianos", mientras que ya hay asignación comprometida con el Transporte Metropolitano de Barcelona o la deuda catalana o Andalucia.

"El problema es que mientras otros reciban cifras, los valencianos solo recibimos letras. Tenemos esperanzas, pero con buena intenciones o promesas de diálogo no se acaba la discriminación. Necesitamos concreción y avances", ha subrayado Ferri.

"NO AUTOSATISFACCIÓN"

El jefe del Consell ha insistido en que su discurso "no es de autosatisfacción, sino de ir avanzando para mejorar la vida de los valencianos", pero ha recalcado en que ahora "se está en una mejor posición" que con el anterior ejecutivo y ha considerado que "las revoluciones se hacen desde la reforma, no desde la confrontación".

"Ojalá Rajoy nos hubiera atendido porque nosotros queríamos llegar a acuerdos con el Gobierno y ahora estamos en una nueva situación que es muy positiva para los valencianos pese a las insuficiencias que tenemos", ha exclamado, para puntualizar que estas no se revierten en un año.

"Estamos negociando en diferentes mesas, se ha creado por primera vez una comisión bilateral Generalitat-Gobierno y ese es el camino: lealtad reivindicativa, diálogo y acuerdo", ha defendido y ha remarcado: "Que nadie espere del gobierno de la Generalitat ningún tipo de diferencia de trato respecto a quien gobierna en Madrid. El problema de la derecha valenciana es que nunca ha defendido los intereses de los valencianos y por eso les extraña que la Generalitat ahora los defienda", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.