Mauro Medina, ministro del Interior de Perú
El ministro del Interior peruano, Mauro Medina (i), con el ministro español de Fomento, José Luis Ábalos, y el embajador de España en Perú, Ernesto de Zulueta, en la ceremonia de inauguración del VI Congreso Iberoamericano de Seguridad Vial en Lima. Ernesto Arias / EFE

El ministro peruano del Interior, Mauro Medina, presentó su renuncia este miércoles, después de confirmarse la fuga a España del destituido juez supremo César Hinostroza, considerado el líder de una gran red de corrupción en la Judicatura.

"Ante la gravedad de los hechos sucedidos he decidido aceptar la renuncia del Ministro del Interior. No nos detendremos en nuestra lucha frontal contra la corrupción", subrayó el presidente de Perú, Martín Vizcarra en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El gobernante comunicó su decisión poco después de que Medina anunciara que había puesto el cargo a su disposición y que el Congreso decidiera citarlo para que informe este jueves sobre la fuga de Hinostroza.

Asilo rechazado

El primer ministro, César Villanueva, confirmó este mismo miércoles que el exmagistrado, quien fue destituido por el Congreso, huyó a España, en donde aparentemente intentó solicitar asilo político.

Villanueva dijo que Hinostroza salió de su país "de forma ilegal y clandestina" el pasado 7 de octubre, pasó por Guayaquil (Ecuador) y embarcó rumbo a Amsterdam para de ahí seguir hacia Madrid.

Medina explicó que los embajadores de España y Ecuador en Perú confirmaron la ruta seguida por el exjuez, y que Hinostroza "solicitó asilo en una comisaría de España, donde fue rechazado y se le dijo que ese no era el procedimiento".

Hinostroza, que presidía la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de Perú, era el juez de mayor entidad de "Los cuellos blancos del puerto", nombre de un grupo de altos magistrados que integraban una red de tráfico de influencias, favores y prevaricación en la que también participaban políticos y empresarios.