Así lo ha indicado el PAR Zaragoza en una nota de prensa, en la que ha considerado positiva la apertura de los servicios de alquiler de patinetes eléctricos y otros servicios de alquiler de bicicletas, si bien ha apuntado que esto ha generado "numerosos los supuestos en los que los peatones encuentran en estos estacionamientos auténticos obstáculos".

En el caso de personas invidentes, "el peligro para ellos es más que evidente al encontrarse en su camino, de un día para otro y sin previo aviso, con bicicletas y patinetes eléctricos que les pueden ocasionar caídas", han explicado desde el PAR.

En el caso de personas con discapacidad o con problemas de movilidad, "las molestias también son obvias" y en los casos más graves su movilidad se ve comprometida. Entre otras medidas que podrían tomarse, se encuentra la habilitación de espacios de estacionamiento en zonas ya establecidas para ello para bicicletas, o la selección estudiada de lugares que no ofrezcan peligro para los viandantes.

El PAR Zaragoza ha instado al ayuntamiento a aprobar las medidas normativas pertinentes para evitar estas situaciones, "y a hacerlo de manera urgente, ya que el problema ya está en la calle".

El presidente de PAR Zaragoza, Sergio Larraga, ha subrayado que la suya fue la primera formación política "en reclamar, de manera previa a la inauguración de los nuevos servicios de alquiler de bicis y patinetes, una normativa para compatibilizar los usos de la vía pública por parte de peatones y estos vehículos utilizados en dichos servicios".

Larraga ha expresado su deseo de que "las medidas normativas que solicitamos se tomen con agilidad para evitar problemas a los peatones y, muy especialmente, a colectivos como las personas invidentes o con problemas de movilidad".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.