Galletas
Varias galletas en un recipiente de plástico. GTRES

La Policía de Davis (California, EE UU) está investigando a un estudiante por vender galletas caseras que supuestamente preparó con los restos mortales de su abuela y posteriormente las vendió a sus compañeros de clase del InstitutoDa Vinci Charter.

El teniente de la policía de Davis, Paul Doroshov, dijo a Fox News que los investigadores están detrás de dos estudiantes que supuestamente llevaron a cabo este acto.

Una familia que ha preferido no dar su nombre relató a los medios locales que su hijo llegó a casa y les dijo que una estudiante había ido esta semana al instituto asegurando que las galletas que había llevado al centro semanas atrás habían sido horneadas con las cenizas de su abuela.

Doroshov aseguró que hasta nueve alumnos habrían consumido estas galletas. Los padres del otro estudiante, que han también pedido permanecer en el anonimato, confesaron sentirse disgustados con la forma en la que la escuela estaba gestionando este asunto. Según ellos, el centro solicitó a su hijo "no decírselo a nadie" cuando se conoció el escándalo.

Por su parte, Da Vinci Charter Academy afirmó en un comunicado este martes que su prioridad es "la seguridad y el bienestar" de sus estudiantes. A pesar de decir que "no hay riesgo" para nadie del campus, el director del instituto, Tyler Millsap, manifestó que "aquellos que están envueltos en este asunto están arrepentidos" y considera que ahora este tema es ya "un asunto familiar", por lo que pidió "respetar la privacidad de las familias" afectadas.

Por el momento no hay ningún detenido. "¿Cuál es el crimen?", se preguntaba el director.