Iván Duque y José María Aznar
Fotografía cedida por la presidencia de Colombia que muestra al mandatario Iván Duque conversando con José María Aznar. EFE/Nicolás Galeano

El expresidente del Gobierno español José María Aznar afirmó en Bogotá que la crisis de Venezuela no se resuelve con diálogo político y que espera que España apoye la demanda presentada contra Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI) por violaciones a los derechos humanos.

Aznar fue recibido en privado en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, por el presidente colombiano, Iván Duque, con quien luego dio una declaración a la prensa en la que se refirieron a Venezuela y al proceso de paz de Colombia.

"La crisis humanitaria de Venezuela es brutal, es tremenda, y eso en mi opinión no se soluciona con ningún tipo de diálogo político absolutamente contraproducente", afirmó Aznar en referencia a recientes comentarios del responsables del Gobierno español que fueron criticados por la oposición venezolana.

El secretario de Estado español para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, había asegurado previamente en Madrid que los conflictos en Venezuela se resolverán "a través del diálogo" y no por la "imposición".

Aznar también se refirió a la carta firmada el pasado 25 de septiembre por los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá, a los que luego se sumó Francia, en la que sus líderes solicitan a la CPI que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Al respecto, Aznar afirmó que está totalmente "de acuerdo con la decisión que ha tomado el presidente Duque de pedir enviar al dictador Maduro a la Corte Penal Internacional".

"Me parece que es una decisión muy adecuada, me parece que esa decisión sea acompañada por otras democracias en el mundo, no solamente en Latinoamérica sino en otras partes del mundo", dijo.

El político español aseguró que cree que esa "es la posición correcta" y que además "debe ir acompañada por todas aquellas medidas que sirvan para intentar rescatar la democracia" en Venezuela.

"Me gustaría mucho que la posición del Gobierno español fuese también la de enviar al dictador Maduro a la Corte Penal Internacional" manifestó Aznar.

Según explicó, esa visión la expresa "como expresidente del Gobierno de España, también como dirigente político pero también como alguien que tiene responsabilidades internacionales y que ve lo que ocurre en el mundo, y que ve lo que ocurre en Colombia".

Igualmente se refirió como "digno de ser reseñado y digno de ser resaltado para todo el mundo" la manera como Colombia está "afrontando las consecuencias de la crisis humanitaria que está padeciendo Venezuela", desde donde han llegado más de un millón de personas en busca de mejor vida.

Aznar también expresó su apoyo al conservador Duque por la posición "que ha mantenido con relación a la implementación al acuerdo de paz" con las FARC, firmado en noviembre de 2016, y de la que dijo que le parece "absolutamente correcta".