Nicole Kidman
La actriz Nicole Kidman en la 53 edición de los premios Academy de la música country. GTRES

Pocos más de diez años estuvieron juntos Nicole Kidman y Tom Cruise.

Ella solo tenía 22 años cuando decidió casarse con el que, define, el hombre de su vida. Ahora, muchos años después de separarse y ya con 51, la actriz australiana confiesa ahora que su matrimonio con el también reconocido actor la salvó de muchas de las dificultades con las que sí han tenido que lidiar tantas otras mujeres.

En una entrevista a New York Magazine, asegura que "me casé muy joven, pero definitivamente no fue poder para mí, sino protección. Me casé por amor, pero estar casada con un hombre extremadamente poderoso me mantuvo alejada de la posibilidad de ser acosada sexualmente. Trabajé, pero todavía estaba muy metida en la crisálida. Así que cuando salí, a los 32, 33, es casi como que tuve que madurar".

La actriz, no obstante, ha tenido sus dificultades en Hollywood: "Por supuesto que he tenido mis momentos #MeToo, ¡desde que era pequeña!", confiesa.

"¿Pero los he querido exponer en un artículo? No. ¿Aparecen en mi trabajo? Por supuesto"!, continúa.

"Soy abierta y cruda. Quiero tener mi pozo de experiencias y emociones para recurrir a él, para usarlo, y no sólo estoy hablando de acoso sexual. Hablo de pérdida, muerte, de la amplia gama que ofrece la vida. Pero tiene que ser [explorado] por la gente adecuada para que no se abuse de ello de nuevo", sentencia.