Joana y Juanra, en 'Intercambio consentido'.c
Joana y Juanra, en 'Intercambio consentido'. ANTENA 3

¿Permitirías a tu pareja que conviviera con un total desconocido durante dos semanas? ¿Cómo reaccionarías si compartieran todo, desde el baño a la cama, pasando por alguna cena romántica? A esa prueba se someterán ocho parejas reales que están al borde de ruptura en Intercambio consentido, el nuevo programa de Antena 3 que estrena hoy a las 22:40 horas.

En él, los matrimonios participarán en esta terapia para intentar superar las dificultades que se las han planteado como pareja y, o bien salir reforzados, o bien comenzar un nuevo camino por separado. Durante dos semanas, dos parejas se cruzarán para convivir con un completo desconocido como si tuvieran una relación, en un entorno neutral, sin móvil ni Internet, donde compartirán baño, cama, vida e intimidad. Al final de la convivencia, cada pareja debe decidir si se reencuentran para volver a intentarlo o para dejarlo definitivamente.

Gracias a la ayuda del psiquiatra Iñaki Vázquez y la coach Covadonga Pérez Lozano, ambos expertos en terapia de pareja, tendrán que aprender a apreciar lo que tenían, reconocer los errores cometidos mientras los espectadores podrán sentirse identificados aprendiendo de los errores ajenos y con los consejos de los terapeutas.

Celos, matrimonios fracasados y malas relaciones conyugales

Entre las primeras parejas destacan Nieves y David, con tres y dos matrimonios a sus espaldas, respectivamente, que comenzaron como compañeros de trabajo y de piso y terminaron compartiendo su vida. Ahora reconocen que: "no discutimos, nos ignoramos". Por su parte, Eli y Luis aportan 3 hijos cada uno de sus anteriores parejas, y entre la mala relación de los vástagos y los celos de él, la pareja está en un punto de no retorno.

En el segundo intercambio se encuentran Mónica y Juanra, que se conocen desde el instituto, pero ahora reconocen que relación está "parada, por no decir muerta". Mientras que Joana y Miquel son dos modelos donde su relación ha pasado de "película bonita a una de terror" porque ella está muy enamorada, pero él no, pero le gusta tener el amor incondicional de Joana y no lo quiere dejar escapar.