Al respecto, a través de una nota remitida a los medios de comunicación este lunes, apunta a la aprobación de un convenio "dotado con más de 23 millones" entre ayudas y acciones directas desarrolladas por las distintas consellerías.

En el caso concreto de Medio Rural, alude a la consolidación de suelos y recuperación de zonas quemadas "siguiendo siempre las directrices de los técnicos" de Lourizán.

"Todas las zonas quemadas en las que se hicieron actuaciones fueron previamente analizadas y priorizadas", explica, y añade que también se realizaron acciones como siembras regenerativas, eliminación de madera quemada sin valor de mercado y mejora de las infraestructuras forestales, entre otras. El importa total aprobado para su ejecución, de acuerdo con los datos que traslada la consellería, ascendió a 6 millones de euros.

El departamento autonómico reparó más de 90.000 metros lineales de distintos tipos de infraestructuras, indica. En cuanto a madera, trabajó, según dice, en un millar de hectáreas.

Por otra parte, sobre el dispositivo de lucha contra el fuego, señala que se cubrieron "el 100% de las plazas del SPDCIF tal y como se había comprometido la conselleira de cara a la temporada de alto riesgo". Supuso, asegura, la contratación de 137 personas, "el mayor número de vacantes cubiertas en las últimas campañas".

Este año, además, se contrataron desde un principio por cuatro meses (en lugar de tres) los trabajadores de Tragsa y Seaga, "con el objetivo de mantenerlos durante el mes de octubre".

Agrega la Consellería de Medio Rural que ya están en funcionamiento las 88 cámaras que integran la plataforma de radiovigilancia y que el dispositivo cuenta también con un nuevo helicóptero de coordinación con cámaras que transmiten en tiempo real georreferencias.

Por último, hace referencia igualmente al contrato para el suministro de motobombas para la prevención y defensa contra los incendios, con 11 vehículos nuevos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.