Donald Tusk
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. EFE/Domenic Aquilina

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió este lunes de que la posibilidad de que el Reino Unido salga de la Unión Europea sin un acuerdo es "más probable que nunca", después de un fin de semana de negociaciones en el que no se han logrado progresos en los asuntos más delicados.

"Debemos mantenernos esperanzados y determinados, porque hay buena voluntad para continuar las conversaciones en ambas partes. Pero al mismo tiempo, dada nuestra responsabilidad, debemos preparar a la UE para un escenario sin acuerdo, que es más probable que nunca", escribió Tusk en su tradicional carta de invitación a la cumbre a los líderes de los Veintiocho.

No obstante, insistió también en que el hecho de que se esté preparando esta posibilidad "no debe apartarnos de hacer todos los esfuerzos para conseguir el mejor acuerdo posible" sobre el brexit.

En la misiva, Tusk confirmó que la primera ministra británica, Theresa May, tomará la palabra durante la cena de trabajo sobre el brexit para explicar la posición británica relativa a los últimos movimientos en las negociaciones, y posteriormente los Veintisiete (sin la premier británica) decidirán cómo seguir adelante con las conversaciones.

Esa decisión se basará en una recomendación del negociador jefe de la UE, Michel Barnier, con quien el propio Tusk se reunirá este martes a primera hora, según confirmó un portavoz del Consejo.

El principal escollo en las negociaciones continúa siendo la solución para la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, donde ambas partes no se ponen de acuerdo en cómo garantizar que no se levante una aduana.

"Como recordarán de (la cumbre informal de) Salzburgo, queríamos progreso máximo y resultados que nos llevaran a un acuerdo en octubre. Tal y como están hoy las cosas, ha resultado ser más complicado de lo que algunos hubieran esperado", escribió Tusk.

Tusk señaló que el formato tradicional del Consejo Europeo se retomará el jueves por la mañana con el habitual encuentro con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, seguido de un debate sobre inmigración, seguridad interna y relaciones externas, asuntos sobre los que los líderes adoptarán conclusiones.