El campeonato de fitness y culturismo de la IFBB-Euskadi (International Federation of BodyBuilding and Fitness), celebrado este pasado domingo en Santurtzi (Bizkaia), tuvo que ser suspendido tras el abandono de la competición por parte la mayor parte de los participantes, una vez que conocieron que se realizarían pruebas antidopaje.

En un comunicado, la Agencia Vasca Antidopaje (EAA-AVA), dependiente de la Dirección de Actividad Física y Deporte del Gobierno Vasco, ha recordado que el pasado mes de mayo se suscribió un acuerdo de colaboración entre la IFBB-Euskadi y la AVA para que esta agencia pudiese realizar controles de dopaje en aquellas competiciones organizadas por dicha asociación en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Fruto de este acuerdo de colaboración, en una competición celebrada en Santurtzi el 16 de junio de 2018, la AVA procedió a realizar controles de dopaje, cuyos resultados fueron remitidos a IFBB-Euskadi.

En este sentido, la AVA ha precisado que su labor se limita a realizar los controles de dopaje en competiciones de la IFBB-Euskadi, siendo esta asociación quien, una vez recibidos los resultados, se encarga de la tramitación de los eventuales expedientes sancionadores que pudieran existir ante posibles infracciones por el uso de sustancias dopantes.

CINCO POSITIVOS

En el caso del citado control de dopaje, llevado a cabo el 16 de junio de 2018, se procedió a realizar la toma de muestras a 12 participantes, arrojando cinco de ellos informes analíticos positivos por una o varias sustancias de distintos tipos (anabolizantes, estimulantes, diuréticos y drogas sociales).

Asimismo, con ocasión de la competición de la IFBB-Euskadi que se celebró este pasado domingo en Santurtzi, la AVA, sin previo aviso "como es lo habitual y deseable", se presentó en el lugar de la competición para, en el marco del acuerdo de colaboración existente, llevar a cabo una serie de controles de dopaje.

Tras comenzar el evento, puesto que el pesaje ya se había llevado a cabo momentos antes de personarse los agentes de control de dopaje designados por la AVA, la mayor parte de los participantes abandonaron el lugar del evento, una situación que obligó a la organización a suspender la prueba.

Mientras los agentes realizaban los oportunos preparativos para llevar a cabo el control de dopaje, el organizador les informó de la suspensión de esta competición tras el abandono de la mayor parte de los participantes.

ABANDONO DE LA PRUEBA

Este abandono se produjo una vez que los participantes eran conocedores de que la AVA había acudido al evento a realizar controles de dopaje. En todo caso, ha explicado que "esto no significa que el abandono de la competición por parte de los participantes haya sido debido a la existencia de control de dopaje". "Dicha aseveración debe ser realizada, en todo caso, por parte de la IFBB-Euskadi (organizador) y/o por las personas participantes", ha agregado.

Asimismo, la AVA ha manifestado que en los foros o encuentros internacionales en materia de lucha contra el dopaje en los que ha participado esta agencia, como autoridad nacional antidopaje de Euskadi, se ha podido conocer que una actividad "en la que existe una importante problemática en relación con el uso de sustancias dopantes, es la del físico-culturismo y fitness".

"Precisamente por esta razón se consideró oportuno alcanzar un acuerdo de colaboración con la entidad que mayoritariamente organiza eventos de dicha actividad a nivel estatal y de la Comunidad Autónoma de Euskadi", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.