Este proyecto, que abarca el tramo comprendido entre la calle Princesa Guacimara y la plaza José Carlos Schwartz, incluye también mejoras en la accesibilidad y cuenta con un presupuesto de 913.246,98 euros.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, explica en una nota que este proyecto dará continuidad a la repavimentación realizada en la parte baja de la avenida de Venezuela y se centrará en la parte comprendida entre la molienda de gofio y el campo de fútbol. "Cumplimos, de esta forma, con una petición vecinal que completará los trabajos ya realizados y concluidos durante la primera fase", subraya.

El concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, indica que esta zona "soporta un tráfico bastante denso y se encuentra bastante castigada en su asfalto por ser parte del recorrido de varias líneas de transporte público urbano de guaguas".

El objetivo, dijo, "es ejecutar esos trabajos durante el primer trimestre del año 2019 porque está claro que precisa de un arreglo con cierta urgencia, cuando se concluya, estará con un aspecto como el que presenta ahora mismo la parte situada en la zona baja del barrio de La Salud".

El proyecto, redactado por la empresa Colmar Ingeniería SL, incluye también la incorporación de la red separativa de evacuación de aguas residuales y pluviales de la avenida de Venezuela.

El alcance de las actuaciones de mejora de la accesibilidad en la zona se concreta con la adaptación de los pasos de peatones existentes a la normativa de accesibilidad vigente, así como las de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida.

De igual manera, contempla la sustitución de los pavimentos de losetas hidráulicas existentes por la instalación de baldosas de advertencia de botones e indicadores direccionales de encaminamiento.

Las obras continuarán con las actuaciones de eliminación de puntos de riesgo hidráulico, similares a las realizadas en el tramo inferior de la avenida de Venezuela.

Para ello, se instalarán elementos de recogida de escorrentía superficial urbana y colectores pluviales bajo los viales urbanos, así como la reposición de los colectores de saneamiento de aguas residuales.

Los elementos de captación de escorrentía superficial proyectados consisten en la incorporación de imbornales del tipo 'barcino' e 'iguazú', que serán conectados a la nueva red de drenaje de aguas pluviales.