El Pleno del Parlamento de Cantabria ha rechazado una iniciativa del diputado del grupo mixto Juan Ramón Carrancio, ex de Ciudadanos (Cs), que instaba al Gobierno regional a eliminar el recargo que en la actualidad se cobra al usuario en la compra de entradas para el Palacio de Festivales adquiridas a través de la web oficial del mismo.

La proposición no de ley (PNL) ha quedado rechazada por 17 votos en contra, los de PRC y PSOE; una abstención, la del diputado del grupo mixto y portavoz parlamentario de Cs Rubén Gómez, y 16 votos a favor (los del propio Carrancio, los de los trece parlamentarios del PP -incluido el telemático del 'popular' Eduardo Van den Eynde- y los de los dos diputados de Podemos que han estado presentes, Verónica Ordóñez y Alberto Bolado.

La bancada 'morada' ha vuelto a registrar, por segundo pleno consecutivo, la ausencia de José Ramón Blanco, que el pasado lunes anunció que iba a renunciar a su acta como diputado tras las denuncias internas de acoso laboral de compañeras de partido pero que, según ha podido saber Europa Press por fuentes parlamentarias, aún no lo ha formalizado, con lo que aún no puede ser sustituido.

Durante su defensa de la PNL, Carrancio ha considerado "abusivo" el recargo que ahora debe pagar quien adquiera entradas por la web del Palacio de Festivales y ha señalado que ronda el 6 por ciento, mientras que, según ha dicho, en "varias" salas y espacios culturales de comunidades próximas no se aplica o es "simbólico".

Y ha considerado "erróneo" que este recargo haya pasado de ser asumido por la Sociedad Regional de Cultura, dependiente del Ejecutivo regional, a tenerlo que ser pagado por el comprador de la entrada online en la web del Palacio y ha considerado que va "en dirección exactamente contraria" a promocionar la cultura.

El diputado ha opinado que esta medida "empeora" la imagen del Palacio de Festivales y su funcionamiento puesto que, según ha dicho, está generando que los compradores acudan a las taquillas y se generen colas; "resta afluencia" de público a los espectáculos y no aporta "nada a cambio".

Y es que, a su juicio, "lejos de ayudar a mejorar la cuenta de resultados del Palacio de Festivales, va camino de conseguir el efecto contrario" ya que, según ha expuesto, hay espectáculos que han llenado en otros lugares y que no han conseguido esto mismo cuando lo han hecho en el Palacio y como ejemplo ha citado el musical de 'La Familia Addams'.

Los grupos que sustentan al Ejecutivo en la Cámara regional, PSOE y PRC, y también el portavoz parlamentario de Cs han desmentido algunos de los argumentos esgrimidos por Carrancio.

Así, han señalado que el cobro de este recargo es algo "habitual" en otros espacios culturales, tanto de la comunidad como de fuera y han explicado que antes, al asumir este gasto la Sociedad Regional de Cultura, era costeado por todos los cántabros y ahora únicamente lo pagan aquellos usuarios que compren sus entradas a través de la web del Palacio.

Además, los grupos que sustentan al Gobierno regional han asegurado que es "rotundamente falso" que la medida haya provocado una reducción de la afluencia del público y tanto socialistas como regionalistas han asegurado que la venta de abonos esta temporada se ha incrementado en torno a un 19 por ciento respecto a la anterior.

También han desmentido que la medida no tenga efectos en la cuenta de resultados del Palacio y han señalado que ha supuesto un ahorro de 60.000 euros.

Así, socialistas y regionalistas han reivindicado que con el Gobierno PRC-PSOE se ha mejorado la gestión del Palacio de Festivales y su situación económica con respecto a la anterior legislatura, con el PP, y han asegurado que se ha pasado de una situación de "quiebra total" a reducirse la deuda y el periodo medio de pago a proveedores y se ha mejorado la situación patrimonial.

Por todo ello, han considerado que el cobro del recargo de las entradas al usuario que compre por internet es una "decision acertada".

En contraposición, el PP ha apoyado la iniciativa de Carrancio al considerar que un recargo del 6 por ciento es "mucho dinero" para una entrada.

Además, y tras escuchar a PRC y PSOE defender el ahorro de 60.000 euros que se obtiene con la medida, el diputado del PP Íñigo Fernández, ha recriminado al Gobierno que no se pensó en este ahorro cuando la Sociedad Regional de Cultura pasó a prescindir de la funcionaria que desde hacía 26 años se encargaba del servicio de prensa del Palacio de Festivales y se contrató a una empresa externa que, además, había gestionado la campaña del ahora líder socialista, Pablo Zuloaga.

Por su parte, Podemos ha votado a favor y se ha mostrado "absolutamente de acuerdo" con el "sentido último" de la iniciativa pese a que, a su juicio, no cree que el recargo al usuario haga que se vendan menos entradas.

El diputado del grupo mixto Rubén Gómez ha optado por la abstención y ha asegurado "no entender muy bien" la iniciativa de Carrancio y algunos de sus argumentos.

EDUCACIÓN

Tampoco ha salido adelante una PNL del PP dirigida a pedir al Gobierno PRC-PSOE que inste al Ejecutivo central de Pedro Sánchez a, entre otros aspectos, "garantizar" el derecho de los padres a elegir el tipo de educación y el centro educativo donde escolarizar a sus hijos y, con ello, a poder optar o bien por una enseñanza "laica y pública" o por la concertada.

En la iniciativa se instaba a "garantizar y ampliar" las libertades educativas previstas en la Constitución y defender la red de centros concertados como garantes de la existencia de una oferta educativa "plural" y "complementaria de la pública".

La iniciativa del PP, presentada por la diputada Mercedes Toribio, ha quedado rechazada por el 'no' de los grupos que apoyan al Gobierno, PRC y PSOE, y también de Podemos. Solo ha contado con el apoyo de los dos diputados del grupo mixto, Rubén Gómez (Cs) y Juan Ramón Carrancio.

En la PNL también se pedía adecuar el modelo de financiación de la escuela concertada para garantizar el acceso a la misma de todas las familias en condiciones de igualdad.

En otros de los puntos de la iniciativa, se llamaba a promover y respaldar la autonomía organizativa y pedagógica de los centros para desarrollar proyectos educativos de calidad que puedan responder a las inquietudes y prioridades de las familias, y que éstas puedan elegirlibremente dichos centros.

Garantizar la existencia, gratuidad y calidad de los centros de educación especial tanto en la red pública como privada concertada como garantes de la libertad de elección de las familias era otra de las peticiones de esta PNL.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.