Las prácticas, según la información consultada por Europa Press, se realizarán en el ámbito de la atención a la dependencia y están orientadas a complementar la formación teórica de los estudiantes. A la vez, se pretende favorecer la conciliación entre la vida laboral y familiar de los miembros de la comunidad universitaria con familiares en situación de dependencia a su cargo.

Los estudiantes que quieran obtener una de estas becas deberán estar matriculados en la US durante el curso 2018-2019 de, al menos, 12 créditos en alguna de las titulaciones que se especifican en la convocatoria o de los que les resten para finalizar sus estudios.

Además, deberán haber superado hasta el curso 2017-18, al menos, el 50 por ciento de los créditos necesarios para obtener el título oficial de Grado. En el caso de estudiantes de Máster, se considerará la titulación que les da acceso a estos estudios para el cumplimiento de este requisito.

Para la elección de los estudiantes beneficiarios se tendrá en cuenta la nota media del expediente presentado, el número de créditos que se han superado, los cursos realizados que estén relacionados con el objeto de la beca y el resultado de la entrevista personal que se les realizará.

Los alumnos elegidos realizarán las actividades de formación desde el mes de noviembre hasta el 31 de diciembre de 2018, durante diez horas semanales: durante la formación recibirán una dotación de 180,00 euros mensuales. Si existiese crédito presupuestario suficiente en el ejercicio 2019 estas becas se prorrogarán automáticamente hasta el 31 de octubre de 2019 o hasta la fecha que permita el crédito disponible.

Aquellos estudiantes que quieran solicitar estas becas deberán presentar su solicitud hasta el 25 de octubre incluido. El impreso de solicitud y el documento completo de la convocatoria se encuentran disponibles en el portal de becas y ayudas de la Hispalense (apartado Formación/Propias).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.