JAVIER MOLINER
JAVIER MOLINER JAVIER /DIPUTACIÓN - Archivo

El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha anunciado este lunes que la institución provincial contará en 2019 con un presupuesto de 138 millones de euros y que están "dispuestos" a dejar a la administración sin deuda bancaria el próximo año.

Moliner, que se ha pronunciado así durante su participación en un desayuno-conferencia celebrado en el Real Casino Antiguo de Castellón, ha defendido el papel de las diputaciones, asegurando que la gestión realizada en la institución provincial de Castellón, así como las inversiones y el reto demográfico, entre otras cuestiones, han permitido que haya pasado el porcentaje de personas que la consideran útil del 35 en 2015 al 68 por ciento el pasado año.

El presidente de la Diputación ha destacado que el actual ciclo político empezó en un momento "francamente complicado" en el que "las diputaciones eran la arquitectura administrativa de España más cuestionada y más fácilmente atacable, y parecía que había que justificar cada día por qué tenían que existir".

A esto -según ha dicho- se sumó un cambio del panorama electoral "que nos ponía en una situación contraria a los ochos grandes ayuntamientos de la provincia y al Gobierno autonómico". No obstante, ha señalado que en lugar de plantear una "actitud de conflicto permanente", optaron por "reconquistar el escenario en el que había habido una separación entre nosotros y los ciudadanos porque quizás se podían hacer mejor las cosas y nos propusimos una administración óptima, líder y próxima".

Al respecto, ha aclarado que "era importante cómo hacerlo, lo que exigía una nueva forma de gobernanza y de hacer las cosas basada en la transparencia, el diálogo y el consenso". En esta línea, ha destacado que la Diputación ha logrado ser considerada un "referente" en materia de transparencia por el Ministerio de Administraciones Públicas, mientras que el 75 por ciento de los acuerdos de la institución se han adoptado por unanimidad.

INVERSIONES

Moliner ha contrapuesto este "cambio del nuevo paradigma político" con otros que "gobiernan con sectarismo y radicalidad". Así mismo, ha resaltado que, con más de 100 millones de euros, la Diputación ha sido la administración pública "que más ha invertido en la provincia durante esta legislatura", mientras que está en disposición de transferir el 2 de enero a los ayuntamientos "todo lo que tengan previsto recaudar el próximo año para que ya cuenten con ese dinero".

También se ha referido a las acciones desarrolladas por la Diputación para paliar el problema de despoblación en la provincia, entre las que ha citado la red de unidades respira, ayudas a la natalidad o a la puesta en marcha de empresas.

"Desde los hechos se puede recuperar la confianza y el crédito de las instituciones, y no lo haré desde la confrontación territorial", ha apuntado Javier Moliner, quien ha añadido que "si alguien cree que hay otras instituciones capaces de prestar los mismos servicios que la Diputación, nos sentamos y lo hablamos".

Consulta aquí más noticias de Castellón.