Imagen actual del eje de las calles Fulton y Horta (a la izquierda) y simulación de cómo quedará como 'superilla' tras convertirla en una plataforma única (derecha).
Imagen actual del eje de las calles Fulton y Horta (a la izquierda) y simulación de cómo quedará como 'superilla' tras convertirla en una plataforma única (derecha). AJUNTAMENT DE BARCELONA

El casco antiguo de Horta soporta diariamente un tráfico rodado de unos 3.000 vehículos que lo cruzan para poder acceder a la ronda de Dalt. Son conductores de paso que no se quedan en el barrio y que el Ajuntament pretende desviar por la avenida del Estatut y, de paso, disminuir, con el despliegue de la cuarta 'superilla' de Barcelona en lo que llevamos de mandato de la alcaldesa Ada Colau.

Este lunes por la mañana, el director de Model Urbà del Consistorio, Ton Salvadó, ha dado detalles de esta cuarta implantación de un modelo que pretende sustituir coches por personas y que ha estado precedido de las 'superilles' del Poblenou, no exenta de polémica, Sant Antoni y Les Corts. La teniente de alcalde de Ecologia, Urbanisme i Mobilitat, Janet Sanz, ha adelantado que la idea municipal es poder presentar la quinta 'superilla' de la ciudad, la de Hostafrancs, antes de que finalice el mandato.

Salvadó ha explicado que cada 'superilla' tiene un planteamiento diferente que proviene de un meditado proceso participativo con vecinos, comerciantes y entidades. Y en el caso de la de Horta, se ha optado por una estructura que no seguirá el ejemplo de "bucle" para expulsar al tráfico rodado que rige en Poblenou. Los técnicos se han decantado por la supresión de dobles sentidos en muchas de las calles implicadas.

2.832 metros cuadrados más de espacio público

Con esta nueva 'superilla', se ganarán 2.832 metros cuadrados de espacio público para los viandantes con una inversión de 1,8 millones de euros y con un calendario de trabajos que ya ha comenzado este mismo mes de octubre en un tramo de la calle Fulton, que será urbanizado entre Tajo y la plaza Eivissa hasta el próximo mes de diciembre.

En enero de 2019 se iniciarán las obras en la calle Horta entre la plaza Eivissa y la Baixada de la Combinació. Estas se alargarán hasta marzo. La formación de esta nueva 'superilla' implica urbanizar las calles mediante una plataforma única, priorizando al viandante, aumentando la dotación de verde y sustituyendo y renovando mobiliario urbano.  

Dentro del presente mandato y también en el marco de esta nueva 'superilla', se urbanizará y pacificará la calle Feliu i Codina entre las calles Chapí y Eduard Toda. Quedará pendiente de cara al siguiente mandato la creación de aparcamiento para autocares y autobuses escolares en un solar entre la avenida del Estatut y el paseo de Valldaura.  

Los coches no podrán estacionar. De hecho, se eliminarán un total de 28 aparcamientos en superficie con esta actuación. Pero sí que se habilitarán zonas de carga y descarga. Los vehículos no tendrán barrado el paso y podrán seguir circulando por el trazado afectado, aunque a una menor velocidad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.