Jamie Oliver
Jamie Oliver CANAL COCINA

Cocinar con sobras es algo así como el "abc" de la cocina. Todo puede tener una segunda vida; puede formar parte de un segundo plato. Decenas de las recetas que hoy son clásicas en cualquier tradición culinaria nacieron de un segundo uso de las sobras de un plato anterior.

Por economia, pero no solo. Que se lo digan a nuestras madres y abuelas. Se ha hecho toda la vida; al menos en países con fuerte tradición gastronómica, como el nuestro. Pero en Inglaterra saben poco de todo esto. Tanto como que quieren ahora aprender a cocinar con las sobras.

Tenía que ser Jamie Oliver, una vez más. El chef británico acaba de abrir en East London, junto a una marca de electrodomésticos, el Fresh Thinking Café. Se trata de una inusual cafetería pop-up, cuyo principal atractivo se encuentra en un menú degustación con platos inspirados en los ingredientes más comúnmente desperdiciados en los hogares europeos.

Según Oliver, "la buena comida es algo hermoso, reúne a las personas, puede animarte y puede darte toda la bondad que necesitas para alimentar tu día". "Creemos que nada de eso debería ser desperdiciado, por lo que estoy encantado de compartir consejos para reducir el desperdicio de alimentos y hermosas recetas basadas en ingredientes que a menudo se tiran", afirma el chef.

Pan, ensalada y verduras

La cafetería estará a cargo de la marca de electrodomésticos Hotpoint y ha sido inaugurada por Oliver, embajador de la marca. La acción conjunta busca mostrar a los consumidores herramientas útiles para minimizar sus desperdicios a través de una mayor apreciación de los alimentos, con un uso más inteligente de la tecnología disponible y mejorando al mismo tiempo sus habilidades culinarias.

Cada plato del menú se basa en sugerencias del propio público y utiliza el excedente de alimentos de proveedores locales, siempre que sea posible. Así, el menú de degustación ofrece una variedad de platos utilizando ingredientes básicos como el pan, la ensalada de bolsa y verduras frescas, algunos de los alimentos más desperdiciados en Europa.

Con esta acción, que se engloba dentro de la campaña 'Fresh Thinking for Forgotten Food' (pensamiento fresco para alimentos olvidados), se pretende concienciar a la sociedad del hecho de que los hogares europeos afirmen que tiran más del 8% de los alimentos que compran, según una encuesta realizada por la propia compañía. Además, 88 millones de toneladas de alimentos se desperdician cada año solo en Europa.

Sobre la premisa de "paga lo que quieras", los ingresos recaudados en la cafetería se donarán a FoodCycle, una organización benéfica con sede en el Reino Unido que combate el desperdicio de alimentos, la pobreza alimentaria y la soledad.