Un hombre de 53 años llamado Jerry Zeigler ha sido declarado culpable en el juicio por disparar a un niño afroamericano de 14 años que acudió a su casa para preguntar por la dirección del colegio, tras perder el autobús, informa The Washington Post.

Los hechos ocurrieron en abril, pero ahora se ha celebrado el juicio, en el que se ha mostrado un vídeo en el que se ve lo que ocurrió.

Ziegler alegó que pensaba que el chico era un ladrón y que el arma se le disparó accidentalmente al resbalar, pero el vídeo muestra que Ziegler no resbala y dispara. Por suerte, el chico no resultó herido.

Al parecer, el joven, Brennan Walker, se quedó dormido ese día y perdió el autobús escolar. Intentó ir caminando a clase, pero se perdió, por lo que acudió a una casa para preguntar por el camino. Según el testimonio del menor, una mujer abrió gritando y acusándole de intentar entrar en casa, tras lo que salió su marido con la escopeta. El joven salió corriendo.

Pese a que la acusación pedía para Ziegler una acusación por intento de asesinato, el jurado lo considera culpable de agresión con intención de causar un gran daño corporal. La sentencia saldrá en noviembre.