Le Pen
Le Pen ha quedado relegado a la cuarta posición, tras Sarkozy, Royal y Bayrou.(REUTERS / YVES HERMAN) REUTERS / YVES HERMAN

El líder de extrema derecha francés, Jean-Marie Le Pen, ha sido condenado a tres meses de prisión condicional y a pagar una multa de 10.000 euros por haber dicho en una entrevista en 2005 que la ocupación nazi de Francia "no fue particularmente inhumana", según informa la agencia de noticias ansalatina.com.

Existe un 100 por ciento de probabilidades de que Le Pen apele la sentencia

El Tribunal Correccional de París ha considerado que tales palabras, publicadas por la revista de extrema derecha 'Rivarol', constituyen un delito de complicidad con la apología de crímenes de guerra y negación de un crimen contra la humanidad.

La corte le impuso una pena ligeramente inferior a la requerida por la Fiscalía, que había pedido para Le Pen cinco meses de prisión exentos de cumplimiento.

El abogado de Le Pen, Wallerand de Saint-Just, dijo que "existe un 100 por ciento de probabilidades de que Le Pen apele la sentencia".

"Si los alemanes hubiesen multiplicado las ejecuciones de masa"

En la entrevista, Le Pen había afirmado, entre otras cosas, que "en Francia la ocupación no fue particularmente inhumana aunque hubo cosas equivocadas, inevitables en un país de 550.000 kilómetros cuadrados".

"Si los alemanes hubiesen multiplicado las ejecuciones de masa como se dice, no habría habido necesidad de campos de concentración"

"Si los alemanes hubiesen multiplicado las ejecuciones de masa como se dice, no habría habido necesidad de campos de concentración para deportados políticos", agregó.

Para el tribunal, esa declaración 'trata de instalar dudas' sobre los crímenes contra la humanidad que cometieron los nazis en Francia, 'como la deportación de judíos o la persecución de resistentes'.

A la directora de 'Rivarol', Marie-Luce Wacquez, le impusieron una multa de 5.000 euros, la pena que pidió la Fiscalía.

No es la primera vez

No es la primera vez que Le Pen es condenado por sus polémicas declaraciones.

En 2005 le impusieron una multa de 10.000 euros por unas palabras contra los inmigrantes y en 1998 a una pena similar por defender la desigualdad de razas.

En 1997 le condenaron por decir que las cámaras de gas fueron 'un detalle de la historia', mientras que ocho años antes había sido sancionado por negar la existencia de este instrumento de exterminio nazi