Fernando Villén
El exdirector de la extinta Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo (Faffe), Fernando Villén. EFE/José Manuel Vidal

El exdirector de Faffe, Fernando Villén ha admitido este jueves que está "muy arrepentido" por haber gastado 31.969 euros en prostíbulos en los que pagó con su tarjeta de la fundación pública, si bien lo devolvió todo, y ha enmarcado su comportamiento "indecoroso e impresentable" en su actividad comercial en Faffe.

Villén ha declarado por segunda vez en el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, donde es investigado por prevaricación y malversación por irregularidades en contratos de Faffe, después de conocerse un atestado de la UCO que revela 72.486 euros gastados con su tarjeta, 31.969 euros en cinco clubes de alterne de Sevilla, Cádiz y Córdoba en doce ocasiones del 2004 al 2010.

El exdirector de Faffe ha declarado durante una hora en la que ha respondido sólo a las preguntas del fiscal y de su abogado, admitiendo los gastos recogidos en el atestado de la UCO y mostrándose "muy arrepentido" por un compartamiento "indecoroso" e impresentable", si bien ha insistido en que se equivocó de tarjeta y todos estos gastos hechos con la de Faffe los devolvió.

No obstante, según su abogado Pablo Ollero y otros letrados presentes en la declaración, ha recalcado que las visitas a los prostíbulos, restaurantes y demás, se producían en el marco de su "actividad comercial" para Faffe, cuyo patronato exigía que un porcentaje de su presupuesto procediera de contratos privados y no de la Junta de Andalucía. Para ello, Villén debía buscar contratos privados de negocio para los que se reunía y comía con distintas personas.

"Amigos y conocidos"

Aunque el fiscal le ha preguntado reiteradamente por las personas con las que acudió a los clubes de alterne, y en concreto la noche del 22 al 23 de marzo del 2010 en la que consta un gastó con la tarjeta de Faffe de 14.737 euros, se ha limitado a señalar que iba con "amigos y conocidos" y que no pensaba dar nombres.

Villén ha señalado que reponía los gastos pagados con la tarjeta de Faffe por error en metálico con su dinero en la caja central de la fundación, si bien para reponer el gasto de 14.000 euros llamó al banco para ver cómo podía hacerlo sin que constase el cargo en el extracto de la tarjeta y le dijeron que la única forma posible era acudir al club en cuestión, el Don Angelo de Sevilla, y pagar allí en metálico para que anulasen ese cargo, y así lo hizo.

Su abogado, Pablo Ollero, ha insistido en que todo el dinero pagado por equivocación con la tarjeta de la Faffe, que "es una tarjeta de representación perfectamente controlada, no es una tarjeta black", fue repuesto conforme se iban produciendo los gastos y se daba cuenta del error.

El letrado ha defendido que no se produjo "falta de transparencia" que provocara quebranto a las arcas públicas pues todo el dinero se devolvía, y ha criticado que pese a que su cliente ha reconocido que su comportamiento "no está bien", las visitas a clubes de alterne fueron "diez en ocho años" y "nos rasgamos las vestiduras".

Pese a todo, ha subrayado que Villén está "profundamente arrepentido" ya que "ha sufrido un daño personal" al hacerse públicos estos gastos, desvelados en el marco de la investigación de los contratos de Faffe cuando la instructora, María Núñez, ordenó investigar varias cuentas bancarias y la UCO halló este tipo de gastos.

Susana Díaz lo considera "repugnante"

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha calificado de "repugnante" el testimonio del exdirector de Villén. "Primero hay que ponerlo en el momento en el que fue, hace diez años, y me parece repugnante", ha dicho la presidenta andaluza, que ha considerado igualmente "repugnante siempre" la "explotación hacia las mujeres, y la prostitución es eso".

En este aspecto, ha incidido en que su valoración es la misma, sea ésta "con dinero privado y con dinero público", si bien ha reconocido que "con público más".
Asimismo, ha defendido que la Junta de Andalucía "lo tiene claro" y por eso "fue a los tribunales" y ha sido la representación procesal del Gobierno andaluz la que ha pedido "que declarara".  A este respecto, ha adelantado que "evidentemente se depurarán responsabilidades".

"Como presidenta y como mujer, voy a trabajar al límite de las posibilidades para defender la abolición de la prostitución en el ámbito autonómico, nacional y europeo", ha asegurado Díaz, que considera este negocio "una explotación real de mujeres y niñas en nuestro país, en nuestra comunidad y en el mundo". EFE

Consulta aquí más noticias de Sevilla.