Riba-roja frena el pago por bombillas led
Riba-roja frena el pago por bombillas led AYUNTAMIENTO DE RIBA-ROJA

Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, al tener constancia ha devuelto los últimos recibos de la empresa hasta que no entregue el contrato que "podría haber formalizado en la anterior legislatura, bajo gobierno del PP".

La decisión se basa en los informes técnicos que reclaman la necesidad del contrato público entre ambas partes, para que las arcas municipales puedan abonar los recibos que Marina d'Or remite mensualmente al consistorio. El coste anual asciende a un total de 15.516 euros.

Durante los últimos meses, el Ayuntamiento ha tratado de localizar "por todos los medios" documentos o contratos que avalaran jurídicamente la obligación del pago de los recibos a la empresa, aunque todos los intentos han resultado "infructuosos".

El equipo de gobierno de Riba-roja -PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha exhortado a la mercantil a demostrar que "en su día suministró bombillas LED incluidas en la campaña que el consistorio encabezado por el exalcalde del PP Francisco Tarazona suscribió con la Diputación en el marco del 'Plan Rus', cuyo coste alcanzó un millón de euros, financiados en un 80% por la institución provincial y en un 20% por el consistorio.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, ha expresado su "estupor" por las deficiencias en el 'Plan Rus', "ratificado ahora con estos recibos de Marina d'Or que denotan la alegría con que el PP; encabezado por Tarazona y participado por la actual portavoz, Mª José Ruiz, gastaban el dinero de todos los ciudadanos".

MAS DE 6.000 BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO

Desde el Ayuntamiento recuerdan que este plan tenía como objetivo dotar de alumbrado las vías, calles y zonas de Riba-roja, tanto el casco urbano como las reas residenciales. Supuso la instalación de alrededor de 6.000 bombillas de bajo consumo.

Sin embargo, una auditoría municipal detectó las "múltiples deficiencias" que presenta más de la mitad de las bombillas, algo que el Ayuntamiento relaciona con el exceso de contaminación lumínica y el cumplimiento de las normativas europeas. El estudio partió a raíz de las quejas de vecinos, urbanizaciones y áreas industriales.

En el análisis se ha tenido en cuenta la latitud y longitud de los puntos de luz, las alturas, las distancias entre ellas, la identificación de bombilla, la anchura de las vías, los carriles y las aceras; todo con el objetivo de calcular su eficacia.

El entorno del parque del Túria y el polígono del Oliveral son los enclaves que presentan actualmente más problemas en la iluminación. El exceso de luz o una mala orientación provocan efectos sobre la biodiversidad, la acumulación de insectos y cambios sobre la flora y la fauna, advierten desde el consistorio.

SUSTITUCIÓN EN POLÍGONOS Y EL PARQUE DEL TÚRIA

Por ello, Ayuntamiento y Coordinadora de los Bosques del Túria trabajan para rebajar la contaminación en el entorno del parque. El Gobierno local sustituirá las bombillas que presentan problemas a través de planes de actuación propios y otros de instituciones públicas.

En una primera fase, el Ayuntamiento actuará en los polígonos y en el entorno del parque del Túria, dos de los enclaves más afectados, mientras que después llegará el turno del casco urbano y las urbanizaciones, tanto en la sustitución de bombillas como en la instalación en las áreas que presentan carencias.

Consulta aquí más noticias de Valencia.